lunes 23/5/22
                      Leandro Semedo espera que la directiva del Ademar le traslade una oferta de renovación. GERARD FRANCO
Leandro Semedo espera que la directiva del Ademar le traslade una oferta de renovación. GERARD FRANCO

Leandro Semedo es de los pocos jugadores del Abanca Ademar que termina contrato esta temporada. El lateral de Cabo Verde está «feliz» en el conjunto que lidera Manolo Cadenas y aunque su rendimiento no ha alcanzado aún la regularidad que se espera de él, lo cierto es que ahora mismo es de los pocos que puede apuntalar la maltrecha defensa.

Algunos rumores le colocaban fuera del cuadro leonés incluso en enero —cosa que él mismo ha desmentido— y ahora, el internacional insiste en que su «prioridad» es continuar en la capital en la 2022-2023. «Mi primera opción es León pero ampliar el contrato no depende solo de mí», subraya el jugador, que sigue sin recibir una oferta en firme de la directiva marista. «De momento no me han trasladado nada», remarca a este periódico un Semedo que no encuentra una razón concreta al silencio de la cúpula. «Quizá están más centrados en que la situación deportiva del equipo mejore pero lo cierto es que no sé nada de mi renovación».

Semedo quiere seguir en el Ademar pero si no llega una oferta en firme en las próximas semanas puede que sea una baja segura para el curso que viene. Su representante escucha ofertas desde hace tiempo a la espera de que el club leonés muestre su interés.

Aunque quien tiene la última palabra sobre las bajas no es otro que Manolo Cadenas. Será él quien decida si apostar una vez más por el caboverdiano o prescindir de él. Son sonadas las «broncas» que ambos han protagonizado dentro y fuera de la pista —siempre en el contexto deportivo— pero Semedo las entiende «como algo muy normal. No tenemos mala relación», recuerda. «Discutir es parte de cualquier deporte y siempre es para sacar lo mejor de ti y crecer como jugador, no me lo tomo mal y lo entiendo».

Si la intención del Abanca Ademar —como ellos mismos dijeron a principio de temporada— es consolidar un bloque de futuro para dos o tres años, Semedo, uno de los pocos veteranos de la plantilla, puede convertirse en un referente si alcanza la regularidad. La pelota está ahora en el tejado de la directiva.

Semedo sí quiere seguir en el Ademar