domingo 20/6/21
Balonmano | Liga Asobal

Slavic y Gonzalo guían al Ademar

Abanca Ademar 29 Balonmano Nava 18 Las paradas del portero croata y los goles del extremo leonés encauzan la victoria ante un Nava al que le faltó acierto anotador
Tin Lucin completó un buen partido frente al Balonmano Nava aunque Cadenas no contó con él como director de juego titular. MARCIANO PÉREZ

El Abanca Ademar venció sin apuros al Balonmano Nava (29-18) en un partido donde las incontables paradas de Slavic así como la eficacia en ataque de los leoneses —sobre todo de un magistral Gonzalo Pérez (8 goles)— marcaron claramente la diferencia. Los de Cadenas siempre mandaron en el marcador y aunque el choque ya quedó visto para sentencia en los primeros treinta minutos, es de agradecer que ambos clubes se lo tomaran en serio hasta el bocinazo final. Dos puntos que aúpan al Ademar hasta la quinta plaza y le permiten soñar todavía con ser terceros. Es una empresa harto complicada porque no depende de ellos mismos y necesitan varios tropiezos del Huesca, pero mientras las matemáticas manden la esperanza se mantiene intacta. Y es que todo lo que sea evitar una ronda previa en Europa la próxima temporada se antoja oro molido.

Los leoneses salieron concentrados pero algo lentos en sus acciones de ataque, al menos en los primeros minutos, una situación que fue corrigiendo poco a poco hasta poner la máxima del partido hasta ese momento (+7) justo antes de marcharse al descanso (15-8).

El Balonmano Nava estaba cómodo, no le importaba verse por debajo en el marcador y su gran defensa evitó que los de Cadenas abrieran brecha hasta los diez últimos minutos del primer tiempo. Los segovianos apenas dejaron correr al Ademar al contragolpe con un buen 6-0 y un más que correcto Patotski bajo los palos. Rodrigo Pérez dirigió el juego pero se precipitó en varias jugadas y lanzamientos, lo que le acabó mandando al banquillo antes de tiempo. Pero sin él sobre la pista los visitantes bajaron mucho el nivel ofensivo y las ideas más elaboradas se tornaron el meros contraataques.

De nuevo el Ademar encontró un filón desde el extremo. Gonzalo Pérez sigue en estado de gracia de cara a gol y su sustituto, Antonio Martínez, no fue menos. Dos lanzamientos y dos goles del canterano para alegría de la parroquia local y de Cadenas, que lo celebró con especial efusividad. Totalmente diferente es lo que ocurre por la otra banda. De nuevo ni Casqueiro, ni Jaime ni Carrillo estuvieron acertados. Falta confianza y también que el equipo juegue más hacia ese lado, como el propio técnico de Valdevimbre ha manifestado.

De menos a más

Cadenas apostó por Natán como director de juego y aunque puso otra marcha —marca de la casa— no acabó de conectar bien con Rubén Marchán en el pivote ni tampoco con los laterales. Un primer acto correcto del Ademar que dejó encarrilado el partido por los excesivos fallos en ataque del Nava más que por mostrar un juego brillante.

El arbitraje ya fue muy discutido por el conjunto ademarista antes del paso por vestuarios pero el inicio del segundo periodo desquició al equipo leonés. Dos exclusiones consecutivas y una roja a Donlin —todo ello en segundos— encendieron y mucho los ánimos. Pero como el luminoso ya indicaba una ventaja de 10 goles (19-9) la sangre no llegó al río. Tampoco fue culpa del Nava, que en ningún momento presionó más de la cuenta a los colegiados.

Esas acciones, lejos de perjudicar al Ademar, lo animaron a defender con mayor intensidad incluso cuando la segunda unidad entró en escena. Gonzalo siguió siendo una pesadilla y tanto Kisselev como Pedro Martínez blindaron la retaguardia. El último cuarto de partido perdió interés porque la balanza ya estaba totalmente decantada en favor del Ademar (23-14) en el minuto 47.

Buen partido del Ademar, que estuvo serio en todo momento y aunque anda lejos del sobresaliente sí que solventó el choque con nota. No jugará este miércoles con Granollers por un caso de covid en el equipo catalán.

Slavic y Gonzalo guían al Ademar
Comentarios