lunes 24/1/22

Nueva jornada de competición en un día poco habitual, como es el viernes, donde la Cultural rendirá visita a tierras riojanas para enfrentarse a un SD Logroñés, que ocupa el tercer lugar clasificatorio y que pondrá a prueba a los hombres de Ramón González, para ver si lo realizado el domingo pasado ante el Racing se ha convertido en una mejoría hecha realidad, que tiene su continuidad, o simplemente ha sido flor de un día, de una mañana de otoño soleada.

La contundente victoria ante el conjunto santanderino, así como su desarrollo desde el pitido inicial, donde el rendimiento de la plantilla en el terreno de juego salió a relucir con la mejores galas, lleno de acordes acompasados, con especial protagonismo para los jóvenes canteranos que tuvieron la oportunidad de participar, ha tenido que ser una liberación para todo el equipo, donde esa ansiedad de lograr una triunfo sin apuros, y esa dinámica de ir siempre a remolque se puede cambiar, sí desde un primer momento no se cometen errores infantiles y se aprovechan las ocasiones. El fútbol no entiende ni de calidad, ni de dominio del balón, aunque sean complementos importantes a favor, sino de quien convierte los goles, que es lo que suma y puntúa.

El rival de hoy es uno de los conjuntos punteros de este grupo y categoría, con un gran potencial, donde todavía no ha sido derrotado en su casa, y esa tremenda igualdad que se viene apreciando en la mayoría de los enfrentamientos de cada jornada, muchas veces se decanta hacia un lado por muy pequeños detalles, que luego pueden abrir el partido y cambiar todo su desarrollo. Lo realizado el domingo puede haber sido un punto de inflexión, para una Cultural que necesita empezar a creer en si misma, con hechos en el terreno de juego y ganarse a los aficionados. Hoy puede ser ese día de empezar a abrirse el melón.

Toca refrendarse o ser un espejismo
Comentarios