domingo. 04.12.2022

Un problema a tres bandas

La posible salida de Dani Hedrera sigue sin resolverse. La directiva aún no se ha reunido con él y Llamazares desliza que es el propio jugador quien querría irse.
Dani Hedrera, durante el primer entrenamiento que efectuó la Cultural esta temporada.

La posible salida de Dani Hedrera se ha convertido en un problema a tres bandas en la Cultural. Afecta al entrenador Javier Cabello, al propio futbolista y a la directiva, que por el momento sigue sin hablar con el jugador.

Los acontecimientos se iniciaron el pasado lunes, cuando el equipo regresó a los entrenamientos. El jerezano no se ejercitó con el resto de sus compañeros debido a una operación de apendicitis que sufrió durante sus vacaciones.

Fue el pasado miércoles cuando el culebrón explotó. Javier Cabello y Dani Hedrera tuvieron después de la sesión preparatoria unas palabras, en las que el técnico le transmitió «las pocas posibilidades que tenía de continuar en la plantilla», ya que la intención es que su lugar lo ocupe un nuevo centrocampista sub23.

En la sesión matutina de ayer, el futbolista se ejercitó al mismo ritmo que sus compañeros. Al término de la misma reconoció que pudo trabajar «sin ninguna molestia».

Sobre su salida, el andaluz recordó la charla que mantuvo con Cabello y explicó que estaba pendiente de reunirse con Felipe Llamazares para determinar su futuro, aunque su intención es la de seguir en León. «Tengo contrato, estoy a gusto y me encantaría continuar, aunque el club no piense igual. Queda hablar con ellos y buscar un acuerdo beneficioso para ambos».

Es aquí donde entra el gerente de la entidad leonesa, Felipe Llamazares, que en la tarde de ayer replicó las palabras del centrocampista diciendo que efectivamente están pendientes de una reunión pero «lo que ha salido en las últimos días son filtraciones interesadas, ya que el club aún no le ha transmitido nada al jugador». Deja caer que sería el propio futbolista el «que estaría interesado en salir».

Asegura, además, que la conversación entre el jugador y el técnico valenciano «es una cosa entre ellos», porque «la directiva aún no se ha pronunciado», justificó. «Nuestra actitud con él es ejemplar» finalizó.

Un problema a tres bandas
Comentarios