lunes 10/8/20
Fútbol | Segunda División B

«Me voy sin el premio trabajado»

El ya exentrenador de la Cultural afirma: «Me siento muy honrado por haber peleado en todo momento por la defensa de este escudo»

Valora «la implicación y la profesionalidad de los jugadores» en el adiós

José Aira concluye su etapa de un año y medio como entrenador de la Cultural. MARCIANO PÉREZ
José Aira concluye su etapa de un año y medio como entrenador de la Cultural. MARCIANO PÉREZ

José Manuel Aira (Ponferrada, 1976) se despide de su etapa de un año y medio en la Cultural y Deportiva Leonesa, en la que argumenta que el fútbol les «negó», algo que merecían, tras no culminar el ascenso a Segunda División en el play off exprés disputado en Málaga al caer eliminados en la tanda de penaltis ante el UE Sabadell, que luego logró el objetivo de subir a la categoría de plata.

Tras anunciar de forma oficial la Cultural la desvinculación del entrenador ponferradino, el técnico afirma «el profundo orgullo» por haber dirigido al equipo leonés, al que le califica como «un club especial, diferente, que supone por necesidad uno de los hitos importantes en la carrera de todo entrenador que tenga la dicha de poder sentarse en el banquillo del Reino».

Aira ha recuerda que la última temporada ha estado «condicionada por la maldita aparición del Covid, que finalizaba tristemente sin el premio por el que tanto se había trabajado, sin poder dejar de sentirse muy honrado por haber peleado en todo momento por la defensa de este escudo».

El ya exentrenador culturalista agradece a jugadores, miembros del cuerpo técnico, propiedad -Aspire Academy de Catar-, medios, patrocinadores, instituciones y afición por su «trabajo, presencia y apoyo constante».

De los jugadores valora «su implicación, profesionalidad y esfuerzo», al cuerpo técnico «por ser el motor con el que arrancaba cada mañana», personal del club, al considerarlos los «soportes básicos del buen funcionamiento de la entidad», la Aspire Academy «por su soporte a un proyecto que mantiene vivo el sueño de toda una ciudad» y la afición «auténtico rostro del club».

José Manuel Aira, cuyo destino pudiera ser el Hércules de Alicante, se muestra convencido de que «muy pronto se volverá a disfrutar de los triunfos y logros de un equipo que regresará al lugar que se merece», concluye el técnico culturalista, que dejará en manos de su representante Rodrigo Fernández Lovelle su futuro.

«Me voy sin el premio trabajado»