viernes 20/5/22
LA RUTA

Entre robledales y bosques de ribera

Doce kilómetros dejan al descubierto el legado cultural y natural de Rioseco de Tapia
Ermita de Camposagrado.

Entre La Devesa y La Vega es una ruta de senderismo descrita y señalizada por Cuatro Valles que comienza en Rioseco de Tapia. Tiene doce kilómetros de recorrido de dificultad media que se tardan en recorrer a pie alrededor de tres horas y media. El excursionista partirá de Rioseco de Tapia, a unos 960 metros de altitud, para dirigirse al paraje conocido como Las Tejeras. Entre varios robledales llegará hasta La Devesa, tras un ligero ascenso hasta los 1.120 metros de altitud y se encontrará con un panel explicativo de la zona. El recorrido continuará por un bosque de Ribera para regresar de nuevo a Rioseco de Tapia, donde destaca la arquitectura tradicional.

Además de la zona por la que discurre el recorrido, el municipio alberga otros recursos de interés como son la Torre de Tapia, de planta cuadrada, mandada construir por los Osorio, marques de Astorga, para controlar el valle del Órbigo-Luna. También la ermita de Camposagrado, de gran tradición en la zona y mandada construir, según cuenta la historia, por don Pelayo tras la batalla de Camposagrado. Merece la pena acercarse hasta el contraembalse de Selga de Ordás, un humedal que alberga una interesante comunidad de aves acuáticas.

A diferencia de otras zonas de Cuatro Valles, donde la arquitectura rural está dominada por la piedra, Rioseco de Tapia se caracteriza por sus peculiares construcciones más próximas a la ribera del Órbigo que a la de los valles de Omaña y Luna. La casa tradicional refleja cómo vivían sus gentes eminentemente agrícolas y ganaderas. Destaca la utilización del canto rodado y del tapial. Son casas de dos pisos que se organizan alrededor de un amplio corral, en donde se disponen la vivienda, las dependencias agrarias y también el establo.

Entre robledales y bosques de ribera
Comentarios