viernes 3/12/21
ágora

Un nuevo modelo de cocina

Ponferrada. Han trasformado el patrón del menú para llevar ofreciendo al cliente más de medio centenar de productos elaborados de forma artesanal y pensados para todos los gustos, también los vegetarianos y veganos. z? POR maría j. alonso
El propietario de la nueva tienda culinaria Ágora, Daniel García, en el interior del establecimiento.

Buscaban cubrir un hueco de mercado desierto en Ponferrada y lo han conseguido con más de medio centenar de productos tan dispares como deliciosos. Patricia García y Daniel García son dos jóvenes que después de vivir un tiempo fuera de España han decidido volver y montar un negocio que basa su filosofía de trabajo en la venta de comida de calidad para llevar o tomar in situ a precios económicos y en consonancia con el medio ambiente. Una comida que se aparta el patrón común y ofrece al comprador un sinfín de posibilidades que van desde lo dulce a lo salado, de lo frío a lo caliente y del tradicional pan gallego de Cea, Nullán o Carral —que dura una semana— hasta el helado frito o el sushi no sólo de pescado crudo (este se hace por encargo), sino también de atún, tortilla o vegetales.

Salvo el pan, Patricia lo elabora todo desde su origen. En la cocina de Ágora —así se llama la nueva tienda que abrió sus puertas el pasado sábado en el entronque entre la avenida de La Puebla y la calle Río Selmo— todo se hace de manera artesanal, sin utilizar productos precocinados ni grasas hidrogenadas y con un enfoque ecológico. De hecho, el aceite que utiliza es virgen extra y de primer prensado y todos los envases para llevar son de papel reciclado sin cloro y de fécula de patata. Su cocina es apta también para vegetarianos y veganos, un ejemplo de ello es la fajita de setas con un toque picante o un muffin de plátano en cuya elaboración no se ha incluido ni huevo leche.

Por lo demás, el apellido de su tienda —cocina internacional— lo resume todo. No sólo el Bierzo está presente en su oferta, en la que también hay una buena carta de vinos. Productos de Portugal, Inglaterra o Malta tienen cabida en su pizarra de menús. Hojaldres calientes rellenos de sardinas o queso ricotta, rollitos de salchicha envuelta en hojaldre, fish and chips (merluza rebozada con patatas), crepes dulces y saladas rellenas de nutella, chichos con huevo, queso de cabra y cebolla o lacón; brownies, desayuno inglés a base de alubias, huevos y bacon; cupcakes de cítricos, chocolates aromatizados, puding de ruibarbo y hasta tortilla fea de chocolate, un postre ideado por la cocinera Elena Arzak que pese a su aspecto tiene un sabor delicioso y puede degustarse por poco más de un euro. En cuanto a sus originales, no cabe más que destacar igualmente el helado frito de mantecado, chocolate o turrón.

Chocolates, infusiones y cafés son todos de comercios justo y es que este es otro de los aspectos a destacar de Ágora, su solidaridad. Además de colaborar con comedores sociales entregando la comida sobrante de cada día, los propietarios de esta tienda ubicada en el centro de Ponferrada ofrecen 27 cafés solidarios. Quiere eso decir que por cada café solidario que ponga un cliente, el establecimiento pone otro para servir a aquellos que tienen menos recursos.

Un nuevo modelo de cocina
Comentarios