miércoles. 01.02.2023
Fomento pedirá a algunos países latinoamericanos que adelanten los permisos a la compañía

La aerolínea de Marsans asume la plantilla y el pasaje de Air Madrid

Air Comet integrará a los 578 empleados y trasladará a los viajeros que no han vuelto por 200 euros
El Grupo Marsans a través de Air Comet -una de sus aerolíneas- ha cerrado un acuerdo con Fomento para trasladar a los afectados de Air Madrid, que deberán pagar 200 euros por trayecto, e integrar a 578 de los más de 1.200 empleados de la compañía de José Luis Carrillo. Un pacto que le permite adelantar en dos años sus planes de expansión en Latinoamérica. «Es un acuerdo que beneficia a ambas partes», señaló la ministra Magdalena Álvarez. Los abogados de Air Madrid, ajenos a los movimientos del Gobierno, han iniciado los trámites para recuperar la licencia perdida. La respuesta a los problemas no estaba en Alemania sino en España. Marsans, que durante las últimas semanas ha permanecido en un segundo plano mientras LTU buscaba la manera de quedarse con el negocio de Air Madrid, ha pasado a la acción. Y ha ganado. Su propuesta mejora considerablemente la de la alemana pues afecta a más empleados y supone un ahorro de 50 euros por cliente. «Era la mejor oferta, tanto desde el punto de vista financiero, como desde el técnico y, sobre todo, la que permitía una solución más inmediata», señaló Álvarez, quien precisó que junto a LTU hubo más interesados por el asunto. La ministra desveló que su aportación al acuerdo consistirá en un trabajo de negociación diplomática con algunos países para acelerar los trámites que permitan a Air Comet desarrollar su negocio allí. Según el presidente de la Aerolínea, Gerardo Díaz, «los clientes podrán empezar a pedirnos billetes desde mañana». El optimismo no será generalizado, pues Brasil y México -a donde volaba Air Madrid- no entran en sus planes y aún deberá pasar algún tiempo hasta cerrar los acuerdos bilaterales con Chile, Ecuador, Panamá y Costa Rica. Air Comet, explicó su presidente, comenzará este mismo jueves el proceso de contratación de los trabajadores de Air Madrid, que serán empleados en las mismas condiciones laborales -duración y modelo de contrato- que su actual plantilla. Serán 72 pilotos, 308 tripulantes de cabina (azafatas), 30 operarios de mantenimiento, otros 30 comerciales, 15 administrativos, 48 destinados a los aeropuertos y otros 75 que están por definir. La aerolínea invertirá 60 millones de euros en los próximos meses en su plan de expansión, que contempla la compra antes de mayo de diez nuevos aviones. Sorpresa «No queremos los slots (reservas aeroportuarias) ni los permisos de vuelo (licencias que negocian los Gobiernos de los países de salida y llegada del avión) que tenía Air Madrid, lo único que queremos es que se nos deje acelerar nuestro plan de crecimiento», aseguró Ignacio Pascual, consejero delegado de Air Comet. Mientras Fomento busca una salida a la crisis, Air Madrid ha dado la sorpresa. La aerolínea, que suspendió su actividad el pasado 15 de diciembre unas horas antes de que le fuera retirada la licencia por su deficiente gestión de la seguridad, quiere «volver a volar». Así lo aseguró este miércoles el abogado y secretario del consejo de administración de la aerolínea, Pascual Pérez Ocaña. El letrado desveló que la empresa presentó la víspera un recurso de alzada contra la decisión del Ministerio. Aseguró desconocer cualquier acuerdo entre el Ministerio y Air Comet. Una opción, sin embargo, contra la que cargó con dureza. «Ellos sabrán lo que hacen, les están dando un activo de la compañía y eso va en contra de los acreedores», aseguró. Air Madrid se encuentra sujeta a un concurso de acreedores (suspensión de pagos), lo que obliga a sus administradores a consultar con la justicia cualquier movimiento que afecte a sus bienes, derechos u obligaciones. Los directivos de Air Madrid no eran los únicos ajenos a la negociación del Ministerio. Uno de los portavoces de la asociación de empleados de la aerolínea (Atam), Miguel del Pino, aseguró poco antes de la hora prevista para escenificar el acuerdo con Air Comet que la plantilla no sabía nada.

La aerolínea de Marsans asume la plantilla y el pasaje de Air Madrid
Comentarios