martes. 28.06.2022

La AIReF eleva en 12.000 millones el coste de la deuda por los tipos

Según calcula, para mantener la deuda en el 100% del PIB habría que reducir el saldo primario
                      La ministra Nadia Calviño, ayer en el Senado. KIKO HUESCA
La ministra Nadia Calviño, ayer en el Senado. KIKO HUESCA

La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) ha elevado en 12.000 millones de euros su cálculo del coste de los intereses de la deuda pública en 2025 como consecuencia del encarecimiento de la financiación.

Durante su intervención en el curso «Sostenibilidad y digitalización: las palancas de la recuperación» organizado por la APIE, la presidenta de la AIReF, Cristina Herrero, ha recordado que ya elevó el coste de la deuda en el periodo 2022-2025 en 20.000 millones en el informe que publicó en abril.

Ahora, la institución eleva en otros «12.000 o 14.000 millones este coste» por el encarecimiento de la financiación, aunque «todo depende de cómo de firmes sean las actuaciones del BCE en este instrumento antifragmentación y de la revisión de tipos».

Esta estimación se basa en una previsión de aumento de tres décimas del tipo implícito de la deuda, hasta el 2,3 %, y de cuatro décimas de PIB de la carga financiera, hasta el 2,4 %. Herrero ha advertido de que aunque la inflación es favorable para la corrección del déficit a corto plazo —suma 2.000 millones por cada punto—, perjudica a medio plazo a pensiones y coste en intereses, lo que unido a la incertidumbre sobre el contexto internacional y las reglas fiscales, coloca la situación fiscal en una posición débil, insuficiente para corregir la deuda.

De hecho, Herrero calcula que el déficit estructural ha aumentado en medio punto con respecto a antes de la crisis, por lo que ha insistido en la necesidad de contar con una estrategia fiscal a medio plazo, porque en un entorno como el actual «la actuación de las administraciones públicas no puede añadir más incertidumbre».

Según sus cálculos, para mantener la deuda en el 100 % del PIB sería necesario reducir el saldo primario de déficit en una décima al año y para estabilizarla en el 80 %, en 0,35 puntos al año.

Herrero se ha referido a la recomendación de la Comisión Europea de no aumentar el gasto público corriente por encima del crecimiento potencial de la economía y ha asegurado que, si se aplicara en 2023, el déficit público bajaría del 3 % del PIB en ese ejercicio. La AIReF estima que, de seguir la recomendación, el déficit cerraría 2023 en el 2,7 % del PIB, por debajo de la estimación de la propia institución (3,3 %) y del Gobierno (3,9 %).

Por otro lado, el Ibex-35 se queda atrás en las subidas que este martes dominaron las Bolsas europeas, en una jornada marcada también por un fuerte rebote en Wall Street. El selectivo español cayó al cierre un 0,61% hasta los 8.235, muy lejos de los máximos intradía marcados en 8.361 puntos. Nada hacía prever en el inicio de la jornada este giro al rojo del indicador. Sobre todo porque parecía que los inversores habían decidido recuperar posiciones en activos de riesgo.

Sin embargo, la prudencia sigue estando muy presente en este ánimo comprador. Y cualquier información puede mover el mercado en un sentido o el contrario..

La AIReF eleva en 12.000 millones el coste de la deuda por los tipos
Comentarios