miércoles. 08.02.2023
Telefónica redujo su deuda un 17% y duplicó su generación de caja en el 2002, y ahora se propone alzarse al podio de las cinco primeras operadoras del mundo. Para ello, la dirección reorientará la gestión de la compañía hacia el aumento de la rentabilidad y la generación de caja, según anunció el presidente del grupo César Alierta, ante la convención anual de directivos del grupo. Este objetivo de liderazgo se enmarca en las perspectivas que anuncian los expertos. El proceso de fusiones -según los analistas- dejará cuatro supervivientes europeas (Vodafone, Deutsche Telekom, France Telekom y Telefónica) como máximo. Pero los gestores de la operadora dominante en el mercado español apuestan, al menos por ahora, a conquistar el rango mediante compras y crecimiento orgánico. Alierta reiteró su compromiso de situar a Telefónica entre las cinco primeras operadoras del mundo, a partir de la «destacada posición» que considera ya ocupa en el sector de las telecomunicaciones.

Alierta quiere ver a Telefónica entre las cinco grandes operadoras
Comentarios