miércoles 18/5/22

La recuperación económica en la Eurozona siguió adelante en los últimos meses de 2021, pero se enfrentará a diferentes desafíos en 2022. Es lo que creen los expertos de Oxford Economics, que apuntan al gasto de los consumidores como un pilar en el que descansan las expectativas de crecimiento comunitarias.

«La enorme cantidad de ahorros acumulados durante la pandemia y el notable repunte de los mercados laborales siguen siendo un argumento convincente para que el consumo crezca con fuerza el próximo año, a menos que el estado de ánimo de los consumidores se ponga amargo de repente», opinan.

Así, prevén que habrá otro año de crecimiento robusto, pero es probable que la recuperación sea entrecortada debido a los resurgentes riesgos del covid-19, los problemas de suministro y el aumento de los precios de la energía.

En cuanto a la inflación, esperan que se modere.

El ánimo de los consumidores, clave en Europa