domingo. 26.06.2022

La bajada del precio de la luz tropieza con la ola de calor

Baja menos de lo previsto por el Gobierno en el primer día de aplicación de la ‘excepción ibérica’
                      La vicepresidenta tercera y ministra Teresa Ribera. KIKO RIBERA
La vicepresidenta tercera y ministra Teresa Ribera. KIKO RIBERA

Primer día de la aplicación de la excepción ibérica, primera bajada aparente del precio de la luz y primera gran sorpresa desagradable para los consumidores: el coste final que pagarán por la electricidad en esta jornada de estreno en el tope al gas ha resultado perjudicado por la tormenta perfecta de factores que finalmente no han conseguido recortar el precio al nivel que el Gobierno preveía.

El ‘pool’ diario sí se ha reducido para ayer hasta los 164 euros/MWh, un 23% con respecto al precio del mercado del martes. Pero la obligación de añadir a ese precio ajustes para compensar a las compañías que generan luz con ciclos combinados de gas frente al coste real de esta materia prima ha desbordado todas las previsiones. El coste total supera los 224 euros/MWh para este miércoles, superior en 10 euros/MWh a los 214 euros/MWh del martes, cuando aún no se aplicaba el tope.

La explicación tiene su aquél. Y a partir de ahora así será diariamente durante los próximos doce meses. Veamos: la subasta diaria de electricidad se saldó con un precio medio de la luz para este miércoles de 164 euros/MWh, casi 50 euros menos que el martes. Ahí sí ha hecho efecto el tope al gas: un límite de su precio de 40 euros/MWh frente a los 80 euros/MWh que cuesta esta materia prima este día.

Sin embargo, a esa referencia es necesario añadirle la compensación que todos los consumidores —los primeros, los del mercado regulado— tienen que hacerle a las compañías que usan gas para producir electricidad en las centrales de ciclo combinado. Y ese coste se ha fijado este miércoles de 59 euros/Mwh. Cada día irá cambiando esta referencia en función de la situación del mercado eléctrico.

Desde Transición Ecológica admiten que, justo este martes, el cúmulo de circunstancias que han confluido no han permitido visualizar los beneficios del tope al gas. Y apuntan que habría que saber qué precio habría sido el final sin esa limitación, calculado en unos 240 euros/MWh. Es decir, sus estimaciones consideran que con todo se ha conseguido rebajar en unos 16 euros/MWh en el estreno de la ‘excepción ibérica’.

Pero, ¿cuál es esa tormenta perfecta? Por una parte, la elevada ola de calor que está sufriendo la mayor parte de la Península Ibérica estos días, con temperaturas extremas que superan los 40º en muchas regiones y que han elevado la demanda hasta cerca de los 40.000 Mw por la activación de aires acondicionados y otros aparatos refrigeradores. En este contexto, las centrales de ciclo combinado de gas han irrumpido ante la necesidad de cubrir toda esa demanda y han llegado a representar un 31% de toda la producción de electricidad. Muy por delante de nucleares (18%) —una de sus plantas está parada—, eólicas (17%), hidroeléctrica (14,5%) y solar (12%), según Red Eléctrica. «Es difícil imaginar un peor día para el estreno», esgrimen fuentes del Ejecutivo.

A partir de hoy mismo habrá que analizar cuál es la evolución tanto del ‘pool’ diario como del ajuste necesario —se establecerá una cuantía también diaria— para determinar el precio de la luz que paguen los consumidores del mercado regulado.

El mecanismo, que recibió la luz verde de Bruselas finalmente la pasada semana, limita el precio del gas para la generación eléctrica a una media de 48,8 euros por MWh durante un periodo de doce meses. De esta forma se cubre también el próximo invierno, periodo en el que los precios de la energía son más caros.

El Gobierno limita en sus cálculos a un 15,3% la rebaja al consumidor de electricidad medio acogido a la tarifa regulada PVPC durante los 12 meses de aplicación que tendrá ese tope aprobado a la generación de electricidad a partir de gas natural, según consta en la memoria de impacto que acompaña el decreto ley. Para el industrial, totalmente expuesto al precio ‘pool’, el Ejecutivo estima una rebaja de entre el 18% y el 20%, oscilando el primer mes del mecanismo entre el 15% y el 17%, y entre el 13% y el 15% en el último.

Sin embargo, la realidad ha sido mucho más tozuda que la normativa y las mejores estimaciones del Ejecutivo. Javier Bescos, de la firma Feníe Energía, explica en su análisis de esta primera jornada del tope al gas que «para que el precio baje más es preciso que la compensación se pague entre más consumidores y lo más adecuado sería que la energía para clientes con precio fijo que se cambian de comercializadora deje de estar exenta».

Fuentes del sector apuntan que los grandes perjudicados serán las empresas que tengan un contrato a precio fijo y lo hayan renovado desde finales de abril, que sufrirá un recargo de media de casi 60 euros, según estiman.

La bajada del precio de la luz tropieza con la ola de calor
Comentarios