miércoles 5/8/20

La banca endurecerá la concesión de crédito a empresas y hogares

Las entidades financieras españolas y europeas esperan un endurecimiento de los criterios de concesión de préstamos en todas las modalidades durante el tercer trimestre de 2020, según recoge la última Encuesta de Préstamos Bancarios elaborada por el Banco de España. En cuanto a la demanda de crédito, tanto en España como en la Unión Económica Monetaria (UEM) se espera un incremento de las solicitudes de préstamos procedentes de los hogares, tanto para vivienda como para consumo, después de la fuerte caída del segundo trimestre.

Por el contrario, las entidades anticipan un ligero retroceso de la demanda de crédito por parte de empresas, tras al aumento sin precedentes registrado entre abril y junio, mientras que en el conjunto de la UEM se prevé que la demanda procedente de sociedades siga aumentando en el tercer trimestre, aunque de forma muy moderada.

La evolución de la actividad crediticia en el segundo trimestre estuvo muy influenciada por la crisis del coronavirus, que motivó una relajación de los criterios y condiciones en la concesión de préstamos a empresas y un endurecimiento en la oferta a los hogares, así como un fuerte incremento de la demanda de crédito por parte de las sociedades y una intensa caída de la procedente de los hogares.

En el segmento de empresas, las solicitudes de crédito registraron su mayor incremento desde el inicio de la encuesta en 2003 por el aumento de sus necesidades de liquidez, principalmente para financiar circulante, y las entidades financieras relajaron los criterios de aprobación de préstamos y las condiciones aplicadas, influidas por la introducción de la línea de crédito ICO Covid-19, avalada por el Estado. En el crédito a hogares, la demanda sufrió un fuerte descenso por la alta incertidumbre económica y reducción de la actividad, al tiempo que se endurecieron las condiciones aplicadas por los bancos tanto para la adquisición de vivienda como en el destinado a consumo y otros fines, debido al aumento de los riesgos percibidos y al deterioro del panorama económico general.

La banca endurecerá la concesión de crédito a empresas y hogares