viernes. 27.01.2023

El Banco de España certifica el aumento del consumo

El organismo confirma que la actividad. aumentó un 0,3% en el cuarto trimestre .

El aumento de la demanda interna, y en particular del consumo privado, está detrás de la «mejora gradual» que la economía española experimentó desde mediados de 2013 y que le permitió registrar tasas positivas de crecimiento en el tercer y cuarto trimestres del año (0,1% y 0,3%, respectivamente). Así lo asegura el Banco de España en su boletín económico correspondiente al mes de enero, en el que afirma que «a pesar del perfil de mejoría reseñado, el PIB habría descendido un 1,2% en el conjunto de 2013», tasa que inferior en una décima a la estimada por el Gobierno y que refleja en gran medida el efecto arrastre derivado de la agudización de la recesión a finales de 2012.

El organismo regulador detalla que el avance trimestral del PIB en el cierre de 2013 (0,3%) se traduce en un estancamiento de la actividad (o variación nula) cuando se compara con el último trimestre de 2012.

Por el lado del gasto, la demanda nacional habría registrado un avance similar al del período julio-septiembre (0,3% en tasa intertrimestral) y la demanda exterior neta habría repuntado levemente, con una contribución nula al PIB.

El Banco de España enmarca estos resultados dentro de «un entorno de alivio» de las tensiones en los mercados financieros, «progresiva normalización» de los flujos de financiación externa y «mejora de la confianza y del comportamiento del mercado de trabajo».

La institución atribuye la caída que sufrió la producción el año pasado al descenso de la demanda nacional (2,8% en media anual). No obstante, explica que ese retroceso fue «reduciendo su ritmo de contracción a lo largo del ejercicio», hasta alcanzar «pequeños avances intertrimestrales a partir del verano, por primera vez desde 2010».

Según su análisis de la demanda interna, «todos sus componentes mostraron una mejoría a medida que avanzaba el año, de intensidad mayor en el caso del consumo privado, que anotó variaciones positivas ya en el tercer trimestre»

Avance

El consumo de las familias puso fin a dos años de caídas y mostró signos de recuperación durante todo el segundo semestre. Para el cuarto trimestre, el organismo gobernado por Luis María Linde estima un avance del consumo similar al del período julio-septiembre que, de confirmarse, implicaría un descenso del 2,4% en su tasa media anual. La suave recuperación del consumo se produjo en un contexto de ralentización de la caída de la renta disponible. Por su parte, la tasa de ahorro se mantuvo en torno a los niveles de cierre de 2012 (10,5% de la renta disponible en el tercer trimestre de 2013, en términos acumulados de cuatro trimestres)

El Banco de España certifica el aumento del consumo
Comentarios