lunes. 04.07.2022

La brecha de género en España creció del 35,9% al 36,7% en 2021 como consecuencia de la pandemia, según la segunda edición del Índice ClosinGap presentado ayer en Madrid. Un aumento que, entre otros aspectos, provocará que la igualdad absoluta entre hombres y mujeres en la sociedad se retrase tres años, hasta 2058, respecto a las previsiones iniciales.

El informe, elaborado por PwC, cuantifica cuánto cuesta a la economía española no tener una sociedad completamente paritaria. En concreto, calculan que el coste negativo de la desigualdad asciende a 213.299 millones de euros. Es decir, prácticamente el 19% del PIB.

Para elaborar este indicador, los expertos tienen en cuenta multitud de factores que engloban en cinco grandes categorías: Empleo, Educación, Conciliación, Digitalización y Salud y Bienestar. De todas ellas, los datos reflejan cómo la pandemia ha impacto con especial virulencia en la Conciliciación, con un incremento notable en las tasas de parcialidad en el empleo para las mujeres. Del mismo modo, vuelve a quedar patente que las mujeres asumieron más peso en las tareas domésticas durante el confinamiento. Y todo junto ha provocado que la paridad en este apartado, el de la conciliación, se sitúe en el 40,8%, quedando por cerrar una brecha del 59,2%.

En términos de formación, la ratio de mujeres con educación terciaria sigue siendo superior a la de los hombres. Pero la brecha se mantiene, por lo que la variable clave para la desigualdad aparece en el escaso acceso de las mujeres a carreras STEM (ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas).

Se observa cierta mejora en Digitalización, que ya alcanza el 71,4% gracias a un ligero repunte de mujeres especialistas en TIC respecto a los hombres. Pero esta ratio continúa siendo muy baja.

La brecha de género aumenta en España y resta 213.000 millones a la economía
Comentarios