jueves 17.10.2019

Cada billete de euros le cuesta al Banco de España seis céntimos

La fabricación de cada billete en euros que pasa por nuestros bolsillos le cuesta al Banco de España, independientemente de su valor, algo más de seis céntimos, más o menos el doble de lo que costaban las pesetas. Esa es la cantidad que el banco central español desembolsa por cada uno de los más de 6.000 millones de billetes y monedas de la moneda única europea que, fabricados en España, hay actualmente en circulación en la Eurozona, según datos del Banco Central Europeo (BCE). Según esta entidad, en febrero de 2007 había en circulación en la Eurozona 622.091 millones de euros, repartidos entre 604.216 millones de euros en billetes (15.000 millones de billetes) y 17.875 millones de euros en monedas (52.000 millones de monedas), de los cuales aproximadamente el 10% corresponden a España. La Real Fábrica de Moneda y Timbre ha emitido, desde 1999, unos 2.000 millones de billetes y 7.000 millones de monedas de euro, y en el año 2005, último año del que el Banco de España proporciona datos, recibió por sus servicios 52 millones de euros. En esa cantidad no está incluido el precio del transporte a los depósitos auxiliares de moneda, a cargo del Banco de España, desde donde se distribuye a las entidades colaboradoras (bancos y cajas). El consejo de Gobierno del BCE es quien tiene la potestad de decidir el volumen de billetes de euros que se emiten cada año y qué billetes emite cada país, y los bancos centrales nacionales son los encargados de ponerlos en circulación. Especialización Cada país se «especializa» en la fabricación de billetes de un determinado valor, y es en virtud de esa especialización por la que España fabrica billetes de 5, 20 y 50 euros. Al contrario de lo que ocurría cuando la moneda de curso legal era la peseta, ahora no es sólo el Banco de España el que emite la moneda en vigor. Otros quince bancos nacionales europeos emiten moneda, cada uno de ellos «especializado» en billetes de un determinado valor, además de sufragar los gastos del porcentaje de billetes que les corresponde producir. Una vez acabada su vida «útil», las monedas y billetes son retirados de la circulación por el Banco de España y sustituidos por otros en perfecto estado.

Cada billete de euros le cuesta al Banco de España seis céntimos