jueves. 30.06.2022

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) está analizando la ausencia de facturas eléctricas que las compañías no han emitido a una parte de sus clientes desde que el pasado 1 de junio se pusiera en vigor el nuevo sistema de tramos horarios, que ahora ha quedado suspendido en la práctica tras la aplicación de las medidas del Gobierno para amortiguar la subida de la luz.

Competencia está trabajando en coordinación con las consejerías de Consumo de las comunidades autónomas, que son las que conocen qué distribuidoras no están facturando, y también con el Ministerio de Consumo.

El proceso se encuentra en una fase incipiente de estudio mientras recopilan toda la información posible antes de adoptar cualquier medida dentro de su jurisdicción.

Varias asociaciones de usuarios han venido alertando en las últimas semanas sobre la falta de facturación y del caos que esta situación puede generar entre los consumidores, que llevan varios meses sin tener un recibo y, por tanto, acumulando pagos que después puede llegar de forma repentina de una sola vez. Todo depende de la información que la compañía distribuidora proporcione a la comercializadora.

El 1 de junio se puso en marcha el nuevo sistema de tramos horarios (punta, valle y llano) con el que se pretendía fomentar el uso eficiente de la electricidad en los hogares. Aquel cambio provocó un sinfín de dudas entre los usuarios a la hora de utilizar sus electrodomésticos. Y también provocó una modificación del sistema de facturación que derivó en la ausencia de recibos por parte de algunas compañías con sus clientes.

La CNMC analiza la ausencia de facturas de la luz desde junio