viernes. 27.01.2023
Los ministros de Finanzas lograron este martes un acuerdo político para introducir en la UE una armonización de la fiscalidad del ahorro de los no residentes, cerrando con ello, al menos parcialmente, un debate que los socios comunitarios abrieron a finales de los años ochenta, cuando se preparaba la liberalización de los movimientos de capitales a corto plazo. El acuerdo ahora suscrito por los Quince es de un alcance sensiblemente más corto que el inicialmente pretendido, tal y como el proyecto quedó aprobado en la cumbre de Feira (Portugal): el 1 de enero de 2004, doce Estados miembros de la UE pondrán en marcha un sistema automático de intercambio de información entre administraciones tributarias, que permitirá a las Haciendas nacionales, con los instrumentos informáticos al uso, detectar pagos por intereses efectuados a naturales en países distintos del propio. En cambio, y contra lo previsto en Feira, tres socios comunitarios, Austria, Bélgica y Luxemburgo, mantendrán el secreto bancario y no colaborarán con las agencias tributarias de los otros socios.

Compromiso histórico en la UE para combatir el fraude fiscal
Comentarios