jueves 19/5/22

e.M. | MADRID

La guerra de Ucrania ha supuesto el recorte de todas las previsiones económicas que el Fondo Monetario Internacional había calculado en enero. El organismo advierte en su Informe Económico Mundial publicado ayer de que el conflicto y las sanciones a Rusia están afectando a la economía global pero especialmente a la eurozona por su dependencia energética. Los cortes en las cadenas de suministro, los altos precios energéticos y la subida incesante de los precios de las materias primas conforman la tormenta perfecta para un menor crecimiento económico mundial.

En el caso de España el organismo es contundente: el PIB avanzará solo un 4,8%, un punto menos que lo previsto hace tres meses. Y para 2023 el crecimiento también empeora medio punto hasta el 3,3%. De esta forma, nuestro país tendrá que esperar hasta bien entrado el año que viene para recuperar sus niveles prepandemia.

El crecimiento español, en el 4,8% y la salida de la crisis, para 2023