domingo 24/10/21

Despidos que compensan a la larga

La directora del área de gestión de plantillas de Mercer, Ana Salguero, apunta que «para evitar la discriminación por edad, la legislación española ha introducido novedades que, bajo determinados criterios, suponen un mayor coste de despido». Y por eso, ahora «muchas empresas que gestionan Ere intentan afectar a un número de empleados mayores de 50 años inferior al determinado para asumir esos costes adicionales».

Lo que muchas plantillas se preguntan es cómo les compensa a las entidades destinar centenares de millones de euros en despidos ante la frágil situación de sus cuentas de resultados. Ana Salguero recuerda que un Ere «responde a una necesidad estructural» y no coyuntural, para lo cual hay otras medidas de ajuste, como los erte (los temporales).

A su juicio, las empresas calculan el ahorro que tendrá esa medida a largo plazo y no tanto a corto, a pesar del gasto inicial que ello les supondrá.

Francisco Uría, responsable global de Banca en KPMG, recuerda que este proceso se debe en gran medida a la digitalización. «Teníamos un parque de oficinas tremendamente alto», apunta. «Y ahora no existe tampoco el mismo perfil de negocio de la banca, que antes era muy de hipotecas», explica. Uría sostiene que este tipo de ajustes no son sólo característicos de España, «sino europeos y globales». El resultado de las condiciones de los nuevos Ere estarán sobre la mesa en las próximas semanas, con unas salidas que, con el paso de los años, van perdiendo el fuelle envidiado por el resto de trabajadores afectados por despidos.

Despidos que compensan a la larga