lunes. 30.01.2023

La empresa energética Iberdrola premia a sus accionistas con una amortización de acciones equivalente a la ampliación de capital con cargo a reservas con la que da respuesta a su programa de retribución flexible —que permite cobrar el dividendo, recibir acciones gratuitas o vender los derechos de suscripción en el mercado—, con lo que evita que los accionistas se diluyan, aunque opten por recibir el efectivo. Los dividendos que ha pagado en 2022 suponen una rentabilidad del 4% y que superará el 5% en 2025, según su hoja de ruta hasta el año 2025.

Dividendos a los accionistas
Comentarios