martes. 31.01.2023

El empleo resiste la crisis en la UE: la tasa de paro se mantiene en mínimos históricos

La evolución del mercado laboral respalda las próximas subidas de tipos de interés del BCE

El mercado de trabajo ha resistido estoicamente la crisis económica generada de los problemas de abastecimiento energético por la invasión rusa de Ucrania desde comienzos de 2022. La tasa de desempleo de la eurozona se mantuvo estable en noviembre después de haber tocado en octubre su mínimo histórico del 6,5%, según las cifras publicadas este lunes por Eurostat.

La oficina comunitaria de estadística revela que -pese a niveles altos de desempleo como los de España del 12,4%, que sigue a la cabeza del ránking- la tasa de paro está actualmente nueve décimas por debajo del nivel previo a la pandemia, cuando en febrero de 2020 se registró un 7,4% de desempleo en los países del euro. Incluso en el conjunto de la Unión Europea (UE) la tasa también repitió en noviembre el mínimo histórico del 6% registrado el mes anterior. En total, 10.849 millones de personas carecían de empleo en la eurozona al cierre de noviembre, según Eurostat, lo que suponen 2.000 menos que el mes anterior y 846.000 menos que en noviembre de 2021. Los países que siguen lastrando la tasa son España (12,4%) y Grecia (11,4%), alejados del tercero con mayor desempleo que fue Italia con un 7,8% de paro. Los que mejores datos presentan de la eurozona son Alemania (3%), Malta (3,2%) y Países Bajos (3,6%).

Eso sí, la tasa de desempleo juvenil se incrementó una décima en noviembre hasta el 15,1%, con 2,35 millones de menores de 25 años sin empleo en la eurozona. España continúa a la cabeza, donde 535.000 jóvenes no tienen trabajo, el 32,3% del total, la tasa más alta de toda la UE.

Subida de tipos

La moderación que se ha registrado en las altísimas tasas de inflación de los países europeos podría generar que el Banco Central Europeo (BCE) relajara las próximas subidas de tipos de interés. Y puede que así sea, pero los analistas están convencidos de que el organismo seguirá con esta política de alzas de tipos durante al menos el primer tramo de 2023, apoyados además en los buenos datos de empleo de la zona euro. El mercado laboral ha resistido la crisis y ello permite que el BCE pueda seguir subiendo los tipos para contener la inflación sin temor a que la economía se resienta en exceso.

Este mismo lunes los economistas del BCE advirtieron en un artículo del último boletín de la institución que el crecimiento de los salarios los próximos trimestres será «muy fuerte» en comparación con los patrones de la eurozona, lo que revela unos mercados laborales «robustos» que hasta ahora no se han visto demtados por la desaceleración económica.

El empleo resiste la crisis en la UE: la tasa de paro se mantiene en mínimos históricos
Comentarios