domingo 25/7/21

España acumula 170.000 millones más de deuda tras un año de crisis de covid

El endeudamiento de la Administración repunta hasta el 125,3% del PIB y no se estabiliza

El saldo del primer año de crisis por la pandemia del coronavirus ha dejado un abultado endeudamiento de las Administraciones Públicas, que acumulan deudas por 1,39 billones de euros hasta el primer trimestre de este año. La cuantía no sólo vuelve a marcar un récord histórico, sino que además supone que España ha incrementado esos compromisos frente a bancos y todo tipo de prestamistas nacionales e internacionales por 168.213 millones de euros en los últimos doce meses, según el Banco de España.

Con estas cifras sobre la media, la deuda pública alcanza el máximo del 125,3% del Producto Interior Bruto (PIB), frente al aproximadamente 99% que acumulaba justo antes de que la pandemia comenzara a extenderse por todo el mundo. El objetivo del Gobierno pasa por cerrar este ejercicio con una deuda que baje del 120% del PIB. Aunque, por ahora, el incremento exponencias de los compromisos del Estado no ofrecen síntomas de estabilidad.

En el primer trimestre de este año, la deuda ha aumentado más de cinco puntos porcentuales, tras los acumulados desde abril del año pasado.

Como viene ocurriendo desde que comenzó la crisis, el saldo de la deuda del conjunto de la Administración Central se elevó a 1,24 billones de euros en marzo de 2021, lo que representa el 112,3% del PIB. El crecimiento, en términos interanuales, fue superior al 14%. Por su parte, el saldo de deuda de la Seguridad Social se situó en 85.000 millones de euros. Es el organismo que más ha incrementado sus compromisos financieros, en un 55%, frente a los 50.000 millones que debía el sistema antes de esta crisis. Los préstamos del Estado a la propia Seguridad Social para financiar el pago de las pensiones explican este repunte tan significativo.

Por lo que respecta a las administraciones territoriales, la deuda de las comunidades autónomoas creció hasta los 307.000 millones en marzo de 2021, un 27,7% del PIB, con un aumento interanual del 3%, mientras que la deuda de las corporaciones locales se situó en 22.000 millones, un 2% del PIB, y supone un 3,3% menos que el saldo registrado un año antes.

El incremento generalizado de la deuda se debe al conjunto de medidas llevadas a cabo por el Estado desde que activó el estado de alarma a mediados de marzo del año pasado. Entonces, el Gobierno aprobó las primeras acciones del que denominó como ‘escudo social’ para hacer frente a la crisis, como los más de 115.000 millones de euros avalados a través del ICO a las empresas con problemas por la falta de actividad, las prestaciones de desempleo y las exoneraciones a las cotizaciones en el sistema de los erte por covid-19, o las ayudas a los autónomos por cese de actividad, entre otras.

El objetivo de deuda del Gobierno a final de este año es del 119,5% del PIB, como ha recogido en el Plan de Estabilidad remitido a Bruselas. Eso supone que el Ejecutivo deberá reducir la deuda en casi seis puntos en lo que queda de año, confiando, sobre todo, en que la recuperación económica continúe su senda de la mano de la vacunación y del regreso de los turistas internacionales, claves para la reactivación de la actividad.

En la anterior recesión financiera, la de hace una década, el endeudamiento público superó el 100%, todo lo que produce la economía en un año. España fue entonces uno de los países con más deuda respecto al PIB del mundo. Sólo unos años antes, en 2008, la deuda era del 35% del PIB. Y las cifras de esa crisis se le han sumado las de la actual, más que doblando el porcentaje de 2008 este 2021, un año después de que estallase la pandemia.

España acumula 170.000 millones más de deuda tras un año de crisis de covid
Comentarios