sábado 16/10/21
Máximos en el recibo

El Gobierno suspenderá algunos impuestos para controlar el precio de la luz

La ministra Ribera desliza que lo harán "de forma inminente" y temporal, como ya ocurrió tras el verano de 2018, para evitar nuevos récord
luz
El Gobierno pretende controlar los continuos máximos del precio de la luz. JESÚS F. SALVADORES

Finalmente el Gobierno tendrá que intervenir en una parte del recibo de la luz, que no para de dar sustos a los consumidores desde principios de mes, en un junio que será récord para la factura eléctrica. El Ejecutivo tiene previsto aplicar una suspensión de una parte de los impuestos y cargas que soporta la factura para minimizar el impacto de los precios eléctricos que se registran durante estas semanas, y que pueden llevar a pagar, de media, más de 80 euros.

Así lo insinuó este miércoles, aunque sin dar muchos más detalles, la vicepresidenta cuarta y ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, quien indicó en el Congreso que el Gobierno "no descarta la adoptación de medidas provisionales". Fuentes gubernamentales dan por hecho que así será y, sobre todo, que lo harán de forma inmediata, previsiblemente en el Consejo de Ministros del próximo martes, antes de que la luz siga disparándose en las próximas jornadas.

Abaratar el recibo

Con sus palabras en la tribuna de la Cámara Baja, Ribera se refería este miércoles a la actuación anterior del Ejecutivo para abaratar el recibo. Fue en septiembre de 2018, después de un verano con los costes repuntando sin parar al llegar a duplicarse en apenas seis meses, aunque en ese contexto se encontraban en los 70 euros por megavatio/hora (Mwh), y no en los más de 90 euros/Mwh en los que se mueven actualmente. "Ya lo hemos hecho y probablemente lo tengamos que hacer en el futuro inmediato", afirmó durante su intervención en el pleno a preguntas del PP sobre la factura eléctrica. Lo harán "hasta que se aborde la reforma de nuestra fiscalidad energética".

Hace cuatro años se aprobó una suspensión temporal (por seis meses) del impuesto a la generación (el que grava con un 7% la producción energética, que abonan las compañías y lo trasladan al precio diario) así como el impuesto de hidrocarburos para la producción de luz. Teresa Ribera estimó entonces que el ahorro medio para un hogar será del 4% sobre el conjunto de la factura. Para un recibo medio de 60 euros, el ahorro era de 2,5 euros. Fue "una medida de alivio" como la que ahora parece retomar.

La alusión de Ribera a una actuación "inminente" llega después de medio mes con los precios de la luz en máximos. Para este jueves, el coste de generación se encuentra en los 93 euros/Mwh, un 1,7% menos que este miércoles, cuando superó los 94 euros/Mwh, convirtiéndose en el día más caro del año desde el temporal invernal de Filomena en enero.

No para de subir desde principios de mes

El problema para el bolsillo de los hogares es que el precio de la luz no para de subir desde principios de mes. De hecho, este jueves tocará máximos de 102 euros/Mwh entre las 21.00 y las 22.00 horas, mientras que el mínimo será de 76,3 euros/MWh de 16.00 a 17.00 horas. Son referencias algo más bajas que las del martes.

Esta previsible suspensión impositiva tendría un carácter coyuntural frente a las dos últimas medidas aprobadas por el Gobierno que pretenden rebajar el recibo aunque a medio plazo. Se trata del proyecto de ley por el que se crea el Fondo Nacional para la Sostenibilidad del Sistema Eléctrico, que impacta en las petroleras, y el anteproyecto de Ley para corregir el dividendo extraordinario que reciben centrales no emisoras (nucleares e hidroeléctricas) por los costes de emisión del CO2.

El coste de contaminar Ribera también anunció este miércoles que trabaja junto con los ministerios de Industria, Comercio y Turismo y de Hacienda para generar un crédito de 100 millones de euros como compensación adicional a la industria por el incremento de los costes del CO2. Además, recordó que en la Ley de Cambio Climático y Transición Energética ya incorpora una previsión específica por la que cada año se puedan destinar el 25% de los ingresos del CO2 a compensar los costes de la industria.

El incremento de precios actual se debe al aumento en los precios del gas y de los derechos de CO2, que en lo que va de junio superan los 50 euros por toneladas, duplicando su valor de hace un año. Todo ello, unido a una menor aportación de las renovables y la nuclear -con algunas plantas en mantenimiento-, y el incremento de la demanda por las altas temperaturas, lleva a esa espiral alcista en el precio que no parece tener fin.

06/16/16-55/21

ECO

El Gobierno suspenderá algunos impuestos para controlar el precio de la luz
Comentarios