jueves 26/11/20

Las grandes empresas redujeron un 13,4% sus ventas y un 5,4% el empleo

La pandemia y el confinamiento provocaron que las ventas de las grandes empresas cayeran un 13,4% en el primer semestre en comparación con el mismo periodo de 2019, según la Agencia Tributaria. La facturación retrocedió tanto en el mercado interno (-12,9%) como en el exterior: las exportaciones cayeron un 15% entre enero y junio.

El descenso de las ventas en el segundo trimestre fue de un 22,7%, mientras que en junio la caída quedó limitada a un 12,2%. Ello se debe a que la actividad empresarial sufrió su peor mes en abril, mientras que en mayo y junio, con la progresiva reapertura de la economía, el deterioro se fue suavizando. El resultado de junio -el estado de alarma finalizó el día 21 de ese mes- habría sido del mismo orden que el de marzo -afectado en su segunda mitad por la restricción de la actividad-.

Los efectos en el mercado laboral y en los salarios fueron muy visibles, aunque su caída fue de menor dimensión que la de las ventas. El empleo en las grandes empresas bajó un 5,4% en el primer semestre del año, si bien el golpe sufrido en el segundo trimestre fue superior, con un descenso del 11,9%, tras haber crecido un 1,2% entre enero y marzo. Los salarios, bajaron un 0,4% en el primer semestre de 2020. Después de caídas del 1,5% en marzo, abril y mayo, en junio registraron una recuperación del 0,2% en comparación con la misma fecha de 2019. En tasa intermensual, el empleo en las grandes empresas creció un 5,1% en junio y los salarios, un 1,6%.

El presidente de la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA), Lorenzo Amor, advirtió ayer de las consecuencias negativas que tendría para la economía y el empleo un nuevo confinamiento, que sería «catastrófico». Para ello, pidió «evitar la relajación» en cuanto al cumplimiento de las medidas sanitarias previstas para frenar el coronavirus.

Las grandes empresas redujeron un 13,4% sus ventas y un 5,4% el empleo