jueves 26/5/22

El mes de marzo fue convulso para la industria española. La guerra de Ucrania, que comenzó a finales de febrero, comenzó a impactar en la economía con subidas de precios de las materias primas y falta de suministros. Pero sobre todo se vivió el paro del sector del transporte, que logró paralizar la distribución de muchos alimentos, llegando incluso a obligar al sector lácteo a cancelar su producción unas semanas.

Este impacto se ve reflejado en las cifras de producción industrial que publica este viernes el INE, que indica que este índice aumentó solo un 1,1% en marzo, tres puntos menos que el mes anterior. Y es que en enero y febrero los crecimientos del índice de producción industrial (IPI) fueron elevados (4,3% y 4,1%, respectivamente), siguiendo la buena tendencia del final del año anterior, del 5,5% en noviembre y del 3,1% de diciembre.

Por ramas de actividad, las que más afectadas se vieron por la guerra y la crisis del transporte en marzo fueron la industria extractiva, que recortó su crecimiento un -21,4%, la fabricación de vehículos de motor (-13,2%) y el suministro de agua (-7,9%). Hay algunas que incrementaron su producción, como la fabricación de material de transporte (18%), la fabricación de productos farmacéuticos (17%) y la industria de la madera y el corcho (15,4%).

Galicia, la comunidad más afectada Pero la huelga de los transportistas no afectó igual en toda España. Hubo algunas comunidades donde el suministro de materias primas fue peor que en otras, como Galicia o Castilla y León. Así, fueron estas dos las que mayores caídas interanuales registraron en marzo en su producción industrial, con descensos del -10% y del -7,3%, respectivamente. También se quedaron en negativo Cantabria (-5,6%) y Valencia (-3,8%).

La guerra impacta en la industria española, que modera su crecimiento al 1,1%
Comentarios