miércoles. 01.02.2023

Lagarde rebaja los temores sobre el impacto de la desaceleración china

Asegura que la transición del modelo productivo causa el menor crecimiento.
La directora gerente del FMI, Christine Lagarde, durante una intervención en Davos.

La desaceleración de la economía china y sus posibles consecuencias a nivel global centraron parte de la última jornada del Foro de Davos celebrada ayer. Varias voces intentaron poner la calma y relativizar la ralentización del gigante asiático, que con un incremento del PIB del 6,9% en 2015 registró la menor subida en 25 años. Así, la directora gerente del FMI, Christine Lagarde, intentó tranquilizar a los inversores al asegurar que el menor impulso no supone un «aterrizaje forzoso» sino una «evolución» del modelo de crecimiento chino.

«Estamos viendo una transición que va a estar llena de baches», explicó. «Nos vamos a tener que acostumbrar a ello, es muy normal» añadió al explicar que la segunda economía mundial está pasando a una nueva fase con más protagonismo del sector servicios sobre la industria y con más peso del mercado interior frente a las exportaciones, que pese a todo seguirán siendo clave.

«La reacción de los mercados ha sido excesiva frente a la desaceleración de la economía china y a los precios históricamente bajos del petróleo», aseveró el consejero delegado del banco Credit Suisse, Tidjane Thiam. Este directivo anunció que los análisis realizados por su centro de estudios no contemplan una recesión mundial por el impacto de la desaceleración china. «Creemos que China tendrá un aterrizaje suave y no nos preocupamos por su crecimiento», aseguró. Sin embargo, reconoció que el temor existe y que puede provocar «una salida masiva» de los inversores.

El regreso de Argentina

El presidente de Argentina, Mauricio Macri, destacó ayer la importancia de la primera participación oficial del país en 12 años en el Foro Económico Mundial de Davos (Suiza), en la que, en su opinión, la nación suramericana volvió «a hablar con el mundo».

«Imágenes de Davos, cuando volvimos a hablar con el mundo», publicó Macri en la red social Facebook a su vuelta a Buenos Aires, procedente del país europeo, y calificó de «muy positivo» el viaje.

«Volvimos a Davos, volvimos al Foro Económico Mundial. Allí mantuvimos reuniones con mandatarios del mundo y ejecutivos de las más grandes compañías del planeta», reza el texto.

«De estos días vertiginosos hacemos un balance muy positivo en todo sentido, no solo porque muchas de esas reuniones significaron el comienzo de conversaciones bilaterales, sino porque Argentina fue recibida con un enorme entusiasmo», prosigue.

La publicación contiene fotos de los encuentros con mandatarios y empresarios internacionales que centraron la intensa agenda del presidente argentino en Suiza, durante los pasados jueves y viernes.

El vicepresidente estadounidense, Joe Biden, el primer ministro británico, David Cameron, la reina Máxima de Holanda o el presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, fueron algunos de los representantes con cuyos países Macri buscó relanzar las relaciones bilaterales durante la pasada cumbre.

También protagonizan las instantáneas compartidas por el presidente varios directivos de grandes multinacionales, como Coca-Cola, Microsoft, Virgin Group, Renault-Nissan o Mitsubishi, con quienes Macri se reunió en Davos en busca de inversiones para el país suramericano.

Lagarde rebaja los temores sobre el impacto de la desaceleración china
Comentarios