viernes 10.04.2020

La morosidad bancaria baja del 5% por primera vez en 10 años

La morosidad, como la prima de riesgo, fue uno de esos conceptos que tanto preocuparon a los ciudadanos en la crisis, pero que con el paso del tiempo han quedado relegados en el cajón de los malos recuerdos. Porque aunque el de los impagos de los créditos sigue afectando en España más que en otros países del entorno europeo, la tasa que revela esa circunstancia por la que atraviesan las familias cerró el año pasado en el 4,79%. Por primera vez en la última década, la morosidad se sitúa por debajo del suelo del 5%, según los datos del Banco de España.

La capacidad de hacer frente a todo tipo de hipotecas, créditos o deudas financieras ha ido mejorando con el paso del tiempo tanto en favor de las familias, que se ven más aliviadas, como de la propia banca, que no tiene que provisionar más dinero para hacer frente a esta contingencia. Y en el fondo subyacen otras realidades cada vez más minimizadas, como los desahucios hipotecarios, incluidos en los que intervenía la Policía. La patronal AEB explica la caída de este ratio por «la facilidad en las condiciones de financiación de los bancos y la mejora económica».

57.200 millones

En total, el saldo impagado asciende a 57.192 millones de euros. Con el cierre del año liquidado, supone una reducción del 18% con respecto a 12 meses antes. De hecho, en el pasado mes de diciembre, la cuantía de impagados se redujo en más de 3.100 millones. La velocidad a la que se ha ido recortando la morosidad en el último ejercicio ha sido mucho mayor que a la que ha bajado la deuda que mantienen las familias y empresas con las entidades financieras, cuyo ‘stock’ se encuentra en los 1,19 billones.

El peor momento que vivieron las familias con los impagos fue en 2013 cuando la tasa de morosidad se aproximó al 14% (casi 200.000 millones), un nivel inasumible para aquella economía en recesión.

La morosidad bancaria baja del 5% por primera vez en 10 años