lunes 29/11/21

La OCDE se mostró ayer a favor del factor de sostenibilidad que aprobó el Gobierno de Mariano Rajoy en la reforma de 2013 y que Pedro Sánchez acaba de derogar. El gasto en pensiones sigue disparándose año a año -y más lo hará en 2022 al volverse a vincular la revalorización a la inflación- al mismo tiempo que la esperanza de vida aumenta. Con mayor ímpetu en España, que es el segundo país con mayor esperanza de vida: 83 años, sólo superada por unos pocos meses por Japón. Esto, unido a que en unos pocos años comenzará a jubilarse la generación del ‘baby boom’, provocará que el presupuesto para pensiones en las próximas décadas siga creciendo.

Para esta organización que representa a los países más avanzados del mundo, la mejor forma de lograr un equilibrio que no afecte a la sostenibilidad del sistema es ir aumentando la edad de retiro para acompasarla a la esperanza de vida. Más concretamente, aboga por imitar el modelo que ha instaurado Portugal: aumentar la edad de jubilación dos tercios de los futuros incrementos de la esperanza de vida. Es decir, retrasar dos años el retiro por cada tres años que mejore la esperanza de vida. Así lo señala en un informe de proyecciones para el horizonte 2060 publicado ayer.

Si España tomara ejemplo de Portugal y aplicara esta misma norma, podría elevar el PIB per cápita una media de 5,47 puntos. La mejora de España es casi el doble que la media de los países de la OCDE (tres puntos del PIB) puesto que es uno de los países, junto con Francia y Bélgica, donde existe mayor brecha entre edad real de jubilación y edad legal. Así, aunque en la actualidad la edad legal para el retiro está fijada en los 66 años (y será 67 en 2027), la edad efectiva se sitúa aún en los 64,7 años.

La OCDE defiende que estas reformas encaminadas a alinear la edad real con la legal también producirían dividendos fiscales, ya que se lograría una reducción de 1,5 puntos porcentuales del PIB en la presión fiscal promedio y de entre 4 y 5 puntos porcentuales en los países más afectados.

Recientemente el ministro Escrivá aseguró que «el problema de la esperanza de vida se soluciona trabajando más», pero ha descartado vincular el nuevo mecanismo de equidad intergeneracional.

La OCDE da la razón a la reforma de Rajoy y quiere jubilaciones más tardías
Comentarios