lunes 09.12.2019

La recaudación de la Seguridad Social crece al triple del empleo

La recaudación de la Seguridad Social crece al triple del empleo

lucía palacios | madrid


Pese a que la Seguridad Social está en números rojos, los ingresos que logra a través de las cotizaciones sociales, su principal fuente de financiación, están en máximos, y eso que aún cuenta con un número de afiliados inferior a los que había antes de la crisis, a excepción del mes de julio, cuando se superaron por primera vez los 19,5 millones de trabajadores, un hito que el Gobierno confía en repetir en diciembre. Así, hasta septiembre el sistema ha recaudado 92.607 millones de euros a través de las cuotas de los trabajadores, lo que supone un aumento de 6.769 millones respecto al mismo periodo del año pasado. Aún le faltan por sumar 22.300 millones en los próximos tres meses para llegar a las previsiones de recaudación que se marcó el Ejecutivo para este año: 114.915 millones, algo que si mantiene el mismo ritmo que hasta ahora logrará sin mayor problema.


Y es que el incremento de ingresos de la Seguridad Social avanza con paso firme y seguro, a un ritmo cercano al 8%, un nivel que no se había visto en los últimos doce años. Hay que remontarse hasta el ejercicio 2007 para que sobrepasara esa barrera. Desde entonces, inició una caída en picado hasta situarse en tasas negativas: en 2012, en plena recesión, tocó fondo al rebajarse los ingresos por cotizaciones más de un 4%. A partir de 2013 comenzó a recuperarse lentamente hasta rozar el 8% este año.


De hecho, el 7,89% en que se está incrementando la recaudación supone casi 2,5 puntos más que en 2018, algo de lo que se mostró «bastante orgulloso» el secretario de Estado de la Seguridad Social, Octavio Granado, porque significa que los salarios mejoran «y desmiente en práctica las numerosas y agoreras previsiones sobre la financiación de las pensiones». En esta línea, presumió de que la tasa de recaudación crece más de lo que debería en términos puramente vegetativos y bastante más que la afiliación. Es más, triplica con creces el avance del empleo: si la afiliación creció un 2,3% en octubre (en este caso casi un punto menos que un año atrás), la recaudación se acerca al 8%, con lo que la brecha se ha ido ampliando en los tres últimos años (como se observa en el gráfico adjunto) y se asemeja a la de 2006-2007, mientras que en la crisis iban casi a la par.


«Estamos viendo crecer la afiliación muy por debajo de lo que crece la recaudación, lo cual en un entorno en el que la inflación es mínima, quiere decir que el sistema de la Seguridad Social está mejorando su sostenibilidad financiera en este ejercicio», explicó Granado. Sin embargo, ni siquiera con este buen ritmo de recaudación será suficiente para cubrir todo el gasto en pagar los más de nueve millones de pensiones, que durante los seis primeros meses del año se disparó un 7% a consecuencia de la revalorización, aunque en noviembre se ha moderado al 4,9%.

La recaudación de la Seguridad Social crece al triple del empleo