sábado 27/2/21
Industria

La reindustrialización de España: el reto de crear 100 polos de riqueza nuevos

El expresidente de Telefónica Luis Miguel Gilpérez estructura un plan para atraer industria a los municipios de más de 50.000 habitantes
illa
El ministro de Sanidad Salvador Illa, y la ministra de Industria Reyes Maroto EMILIO NARANJO

La hora de la verdad ha llegado. España ha logrado que se le adjudiquen 140.000 millones de euros de los fondos europeos en los próximos seis años (la mitad en ayudas directas a fondo perdido y el resto en préstamos), pero sólo los recibirá si presenta proyectos adecuados y suficientes. Es la oportunidad de la década para que el modelo productivo español dé un salto en productividad, internacionalización, digitalización y, por supuesto, sostenibilidad

 Puede ser la ocasión perfecta para la reindustrialización de toda la geografía española. Así lo cree Luis Miguel Gilpérez, expresidente de Telefónica España, que en su momento supo ver la necesidad de extender la fibra óptica por todo el país y el negocio de 'paquetizar' y ofrecer juntos todos los servicios (teléfono fijo, móvil, televisión), lo que llevó a la creación de Movistar Fusión.

Cuando Italia encargó a Vittorio Colao, exconsejero delegado de Vodafone, diseñar el plan de reconstrucción de la economía italiana y la ejecución de los fondos del Next Generation UE, empezó a barajarse la posibilidad de que España buscara una personalidad que liderara un grupo de expertos y se habló de Gilpérez como el 'Vittorio' español. Finalmente, el Gobierno ha decidido aprobar y controlar los proyectos desde La Moncloa, pero el expresidente de Telefónica ha estructurado un plan de reindustrialización -que ha plasmado en un libro titulado 'España 5.0'- y que está empezando a presentar a todos los Gobiernos autonómicos que quieran llevarlo a cabo.

Ingeniero industrial, vinculado durante décadas al sector tecnológico, Gilpérez subraya la "urgencia" de ejecutar un plan industrial a medio plazo y considera que el "gran problema" es que las decisiones se tomen por motivos políticos. "En el Gobierno piensan que lo pueden hacer ellos, sin contar con gente externa. Hay una parte del Gobierno que opina que el sector privado no es la mejor opción", sostiene.

"La sensación que te da el Gobierno es que cree que ya está hecho, que los fondos ya están aquí, pero no es así, lo que hay es una declaración de intenciones de que si tienes proyectos y reformas estructurales te los darán", explica. Y Gilpérez tiene claro que esos fondos deben destinarse primordialmente a reindustrializar España.

En este nuevo modelo que plantea es fundamental que la reindustrialización se extienda por toda la geografía española. En concreto, propone que se focalice en los municipios entre 50.000 y 100.000 habitantes "España es un país de concentración poblacional; además, las poblaciones de tamaño medio -de 200.000 a 500.000 habitantes- viven bastante del sector servicios, no se han industrializado. Hay que crear centros de competencia, tecnológicos, y desarrollar industria con el foco puesto en la competitividad y productividad", defiende.

"Planteamos crear cien polos de riqueza adicionales a los que tenemos en torno a núcleos poblacionales de 50.000 y 100.000 habitantes. Con ello conseguiríamos un país mucho más continuo, reducir la brecha de capacitación digital entre núcleo urbano y rural (el 62% de la población urbana tiene capacidades digitales frente al 48% rural) y que la población se distribuyera de manera más homogénea", apunta. En la actualidad, el 40% de la población se concentra en los 63 municipios de más de 100.000 habitantes y solo el 13% en los de más de 50.000 habitantes, que son casi un centenar. A pocos les cabe duda de la necesidad de reindustrializar España y relocalizar la industria que se marchó a países emergentes en busca de menores costes. La industria tiene empleo más estable, mejores sueldos, realiza el 49% de la inversión en I+D+i. En España, la industria ha perdido peso en el PIB y ya solo representa el 16% frente al 24% del PIB que supone en Alemania. Este sector tiene que llegar a representar el 20% del PIB y la mitad de ese crecimiento debería darse en la 'España continua', fuera de los grandes núcleos poblacionales.

Diez sectores

Gilpérez defiende que los esfuerzos se concentren en diez 'sectores fuerza' que sirvan de tractores para otras empresas. "El principio es que no debemos reinventarnos, tenemos que coger diez sectores donde ya sabemos hacer las cosas: no se trata de aprender, sino de mejorar y ser mucho más competitivos", precisa. Los diez sectores que ha escogido representan el 60% del PIB y el 55% del empleo. En ellos, España es referente. Se trata de automoción y todo lo que hay alrededor del coche eléctrico, energías renovables, textil, agrotech (el uso de la tecnología en la agricultura), TIC y 5G, AVE, turismo, gastrohostelería, contenido digital, AVE y logística. "Con todas las infraestructuras que tiene España -carreteras, ferrocarril, puertos y aeropuertos- tendría que convertirse en el hub logístico para Europa y Latinoamérica", apuesta.

El Silicon Valley de Europa

"El objetivo es pasar a ser más referente a nivel internacional de lo que somos en este momento y que en 2030 estemos entre los 20 países más industrializados del mundo. Alguno puede pensar que eso no es ganar muchas posiciones, pero lo que no podemos es perder posiciones y ahora mismo nuestra tendencia no es positiva, estamos perdiendo en comparación con otros países. Lo más relevante es estar en ese grupo de veinte países más industrializados, y eso nos dará capacidad para poder opinar y decidir sobre lo que pase en nuestro planeta", señala el expresidente de Telefónica España. Esa transformación pivotaría sobre cinco ejes: digitalización, tecnología, sostenibilidad, internacionalización y la creación de polos de riqueza de manera uniforme por toda la geografía española.

Y, para todo ello, "es imprescindible apostar por los emprendedores. Somos una nación llena de talento, de capacidades. Nuestro objetivo es impulsar este mundo para convertirnos en el Silicon Valley, tarea nada sencilla y que requiere aunar la iniciativa pública y privada y el apoyo del Gobierno correspondiente".

La reindustrialización de España: el reto de crear 100 polos de riqueza nuevos
Comentarios