jueves 26/5/22
                      Javier Cebollada
Javier Cebollada

El Bajo Aragón perdió ayer una de sus imágenes más reconocibles, la de las tres torres de refrigeración de la térmica de Endesa en Andorra, que se volaron de forma simultánea dentro de los trabajos de desmantelamiento de la instalación, que dejó de funcionar en junio de 2020 tras cuarenta años de vida y que ha causado tristeza a los vecinos ante un futuro que ven incierto. La voladura se produce después de las de la Robla y el Bierzo. | EFE

Cinco segundos para acabar con una era