viernes 10.07.2020

Los súper vuelven a tirar de folleto y descuentos ante la caída de la economía

Las cadenas de supermercados ya se preparan para una nueva fase tras el confinamiento social provocado por el coronavirus y anticipan un mayor esfuerzo en materia de promociones y ofertas para captar a un consumidor preocupado por su bolsillo debido al empeoramiento de la economía.

Así lo auguran expertos de las consultoras Nielsen, Kantar y Future Retail, que coinciden en apuntar que durante los últimos dos meses ese trabajo promocional ha sido sensiblemente inferior al habitual -lo que puede explicar en parte cierto encarecimiento en la alimentación- y abogan por sacar lecciones de la última crisis (2008) para aplicar en el actual contexto.

Los informes sobre tendencias de consumo son unánimes a la hora de dibujar un escenario con los clientes más pendientes del gasto que en los últimos años, cuando la relación calidad-precio (sobre todo en los frescos), la proximidad, lo ‘prémium’ o la innovación ganaron peso en la cesta de la compra.

La pandemia ha provocado un cambio sustancial para las cadenas de supermercados: de la tendencia a vender cestas cada vez más pequeñas pero con mayor gasto -con numerosas visitas a las tiendas a lo largo del mes- se ha pasado a grandes compras con los productos básicos como elemento principal.

Con el paso de las semanas la composición de esa lista de la compra ha ido cambiando, y aunque los expertos en consumo pronostican que la preocupación sanitaria por el coronavirus no desaparecerá a corto plazo, se avecinan algunos cambios.

Lo que pase dependerá del balance entre la preocupación por motivos de salud y por la economía. Por ahora gana el primero, y por eso los operadores con más establecimientos de proximidad (DIA, los regionales e incluso las tiendas de conveniencia) ganan peso frente al resto de formatos.

Los súper vuelven a tirar de folleto y descuentos ante la caída de la economía