jueves. 02.02.2023

La Unión Europea, en general, y Alemania, en particular, se han percatado con la crisis energética motivada por la invasión rusa de Ucrania cuál es una de las debilidades del viejo continente:la dependencia del exterior. Ya ocurrió en la pandemia, con la fabricación de mascarillas. Y después, con la crisis de semiconductores y tecnologías. Por eso, Berlín se acaba de sumar al proyecto del H2Med, el corredor que permitirá transportar hidrógeno limpio a través de la península ibérica hacia el norte de Europa. Y desconectarse de Moscú. Estas son las claves de un proyecto que nació bajo la necesidad de transportar gas natural a través de los Pirineos y que ha derivado en una infraestructura que unirá Barcelona con Marsella.

El proyecto final del H2Med discurrirá entre la costa catalana y la francesa a través de un conducto de unos 360 kilómetros de recorrido. transportará unas 2 millones de toneladas de hidrógeno verde al año a Francia y Portugal a través de Barcelona y Zamora.

El corredor energético tendrá un coste que rondará los 2.500 millones de euros y podría estar listo a finales de esta década.

La UE aspira a independizarse con el tubo de hidrógeno verde
Comentarios