sábado 5/12/20

Varapalo a Volkswagen: tendrá que pagar a sus clientes por el ‘dieselgate’

El Supremo alemán da la razón a un particular y abre la vía a miles de indemnizaciones
Aviones de Lufthansa estacionados en un aeropuerto. ARMANDO BABABNI
Aviones de Lufthansa estacionados en un aeropuerto. ARMANDO BABABNI

El consorcio automovilístico alemán Volkswagen está obligado a indemnizar a los compradores de sus vehículos diésel manipulados. El Tribunal Supremo Alemán (BGH), la máxima instancia judicial de lo civil, dio ayer la razón a un demandante que reclamaba devolver su automóvil y recuperar el pago de su precio nuevo sentó un precedente que afecta a otros 60.000 procesos en curso y abrió así la vía para una nueva sangría financiera del mayor grupo automotriz europeo.

Volkswagen ha mantenido en el escándalo de emisiones una estrategia de engaño dirigida y un comportamiento que «se puede calificar de inmoral», dijo Stephan Seiters, el juez presidente de la cámara.

CONFIAR EN LA MARCA

El Supremo alemán abordó el caso concreto del comprador de un Volkswagen Sharan de segunda mano en el estado federado de Renania Palatinado que se sentía engañado por el consorcio y reclamaba la devolución completa del precio de 31.500 euros pagados en el momento de la adquisición. El afectado argumentó que había confiado en la publicidad de la marca y pensaba que había comprado un vehículo limpio. Los jueces le dieron la razón, pero establecieron que debía descontarse el valor perdido por el uso del automóvil y establecieron como indemnización un total de 25.600 euros, más los intereses desde la presentación de la demanda.

El escándalo de emisiones por la manipulación de los motores diésel por parte de Volkswagen estalló en otoño de 2015. Los técnicos del grupo habían manipulado los sistemas de indicación de emisiones para que estos marcaran niveles más bajos de los reales.

Tras el anuncio de la sentencia Volkswagen expresó su voluntad de indemnizar a los afectados. Se ofrecerán pagos únicos como «solución simple y pragmática», señaló una portavoz del consorcio, quien destacó que la cantidad «dependerá de cada caso individual».

La automotriz tiene intención de «acabar con las demandas pendientes mediante acuerdos con los demandantes lo antes posible» y presentar una oferta adecuada a cada uno de ellos.

De la sentencia, que es inapelable, no se beneficiarán, sin embargo, los 240.000 propietarios de vehículos Volkswagen diésel que presentaron una demanda conjunta y llegaron hace unos meses a un acuerdo con el fabricante para el pago de indemnizaciones de entre 1.350 y 6.257 euros, prácticamente el 15% del precio del vehículo nuevo. Mucho menos dinero del que Volkswagen abonará ahora a los 60.000 demandantes individuales pendientes ahora del cobro de sus indemnizaciones que se prevén millonarias.

Volkswagen había intentado durante todo el proceso desde que estalló el escándalo eludir el pago de una indemnización con el argumento de que el automóvil adquirido funcionaba sin problemas, por lo que el cliente no podía reclamar unos daños que no se habían producido.

Varapalo a Volkswagen: tendrá que pagar a sus clientes por el ‘dieselgate’
Comentarios