martes 24/5/22

El mercado inmobiliario saca músculo frente a la crisis. Tras el parón sufrido en la primera ola del coronavirus, la compraventa de viviendas acumula ya siete meses consecutivos de mejora respecto a 2020, gracias a un mix de factores como el ahorro acumulado, los cambios en los hábitos de trabajo y una financiación todavía muy barata con el euríbor aún en negativo.

El mercado se acerca a las cifras de la burbuja tras cerrar 53.410 operaciones en septiembre, un 40,6% más que hace un año

La última estadística del INE refleja cómo en septiembre se compraron casi el doble de viviendas que en el mismo periodo del año anterior. En aquel momento el mercado empezaba a despertar tras unos meses de absoluto parón por los confinamientos en la primera ola del coronavirus. Pero, aun así, el dato revela la fortaleza del sector al batir con creces las 38.279 viviendas que se vendieron en septiembre de 2019, antes de la crisis. Se trata, además, del mejor septiembre desde 2007 y la cifra mensual más elevada de los últimos 13 años.

La venta de viviendas se dispara a máximos desde la crisis de 2008