domingo 9/8/20

Vista para sentencia la demanda a Volkswagen por el ‘dieselgate’

Volkswagen España se desmarcó ayer de la polémica por el trucaje de motores diésel al alegar que, dada su condición de importadora de vehículos del grupo, no interviene en el proceso de fabricación, si bien ha descartado que el ‘software’ instalado en ellos manipule los datos sobre emisiones.

Ante el Juzgado de lo Mercantil número 1 de Madrid, que celebró la vista por la macrodemanda de la OCU contra la filial del grupo alemán, el letrado de la compañía insistió en que los programas informáticos que incorporaron los motores de la familia EA 189 hasta 2015 «no falsean nada», y pidió que no se compare la situación con el dieselgate de EE UU. El juzgado lo dejó visto para sentencia.

Vista para sentencia la demanda a Volkswagen por el ‘dieselgate’