sábado 21/5/22

La ministra de Trabajo considera que «quien más quiere a una empresa son sus trabajadores». Y bajo esa premisa, prepara una reforma constitucional para que los empleados de una compañía participen en su consejo de administración, siguiendo el modelo de Alemania. En un desayuno informativo de Europa Press, Yolanda Díaz anunció su intención de «democratizar» las empresas de esta forma.

La forma de llevar a cabo esta medida será a través de la modificación del Artículo 129.2 de la Constitución. «Hay que cambiarlo, la democracia tiene que llegar al mundo empresarial», señaló, haciendo hincapié en que de esta forma mejorará la productividad y las condiciones de vida en el trabajo. Considera que en empresas como Navantia, que cuenta en su consejo de administración con trabajadores, el modelo «funciona muy bien». Hay decisiones como la deslocalización de ciertas empresas que si hubieran tenido presencia de empleados en sus consejos, «no se habrían producido», afirmó la ministra.

Díaz confirmó que en España existen 109.000 puestos vacantes para los que no se encuentra personal. Este fenómeno denominado «gran dimisión» es un «problema» para el país, reconoció. Pese a ello, explicó que el impacto no es tan fuerte como en otros países europeos, ya que la proporción de vacantes se sitúa en el 0,7%, según datos de Eurostat, cuando la media de la eurozona es del 2,5%.

La titular de Trabajo anunció que convocará en «las próximas semanas» a los agentes sociales para abordar este asunto. Aún así, España es el país con menor afectación por ello, con Alemania a la cabeza con el 3,5% de vacantes. La ministra concretó que los sectores en los que hay mayor proporción de puestos sin cubrir son el comercio, las tareas administrativas, la construcción, la hostelería y el sector digital. «El digital requiere una altísima cualificación, lo que puede ser más fácil de solucionar si vemos las necesidades formativas», señaló Díaz, que considera que hay que «sentarse» y «buscar salidas» para esas 109.000 vacantes en un país con 3 millones de desempleados.

La ministra afirmó que es necesario «acompañar» a sindicatos y empresarios en este problema, pese a que considera que la Ley de Formación Profesional «dará sus resultados», así como el estatuto del becario que se está negociando.

Díaz reiteró su intención de lanzar una ley sobre los usos del tiempo, en la que se aborde las reducciones de jornada y el problema de los tiempos presenciales de trabajo, que «no sirven» para mejorar la productividad de las empresas. «Hay que mejorar la vida de las personas mirando hacia la flexibilidad laboral», aseguró durante su comparecencia. Y abrió la puerta a la creación de una «bolsa de horas» como en Suecia en la que el trabajador pacte «una jornada de trabajo diferente» con el empresario.

Yolanda Díaz pretende que los trabajadores entren en los consejos de administración
Comentarios