miércoles 25/5/22
undefined

Mientras en León aumentan las voces que reclaman un control poblacional del lobo, el Ministerio para la Transición Ecológica ha rechazado el informe extraordinario de extracción del cánido que presentó el Gobierno de Cantabria para poder controlar la especie, y ha respondido a la comunidad que debe esperar a la renovación del plan de conservación de este animal.

Desde el ejecutivo cántabro se ha consensuado un escrito con las organizaciones agrarias que remitirán al departamento que dirige Teresa Ribera para advertirle de que no se puede esperar a ese plan de conservación porque «puede llevar meses», en una situación en el que, según contabilizan, el lobo ha matado 690 cabezas de ganado en 506 ataques desde septiembre.

El Miteco se enroca con el lobo
Comentarios