miércoles 25/5/22

El pesimismo secular de esta tierra llevó a algunos a creer que la manifestación iba a chocar contra el fracaso, mientras la explanada se san Marcos clareaba a unos instantes antes de arrancar la cita. Fiel también a su condición y costumbre, el León del último momento se personó en el lugar de la partida para elevar la movilización al top de históricas. Políticos de todos los partidos con representación, en Madrid, y en Valladolid, donde están las administraciones y gobiernos contra los que se convocó la marcha; y la bandera como amuleto. Leoneses por miles, algunos veteranos de este tipo de movilizaciones. «Llevo tres en tres años, y cada año peor», cuestionó un asistente que a pesar de los avances se niega a quedarse en casa. La herramienta de la bandera resulta imprescindible, hasta para usar como bastón de apoyo en el tramo final, en una jornada que tiene por cometido sensibilizar a las administraciones para «cambiar el rumbo al desastre». «¿Cuánta gente será necesaria para ablandar el corazón del Gobierno?». Los sindicatos prometen comprobarlo.

La bandera, la herramienta esencial
Comentarios