viernes. 01.07.2022

La viabilidad de las explotaciones agrarias y ganaderas, la reforma de la PAC, la prestación de servicios en los pueblos, especialmente la sanidad, educación y las telecomunicaciones y, por encima de todo, la despoblación son asuntos que han salido de forma recurrente en los mítines de esta campaña de las elecciones autonómicas de Castilla y León, en una clara apuesta de los candidatos por captar el voto de la España Vaciada, del medio rural de León que en estos comicios ha sido más protagonista que nunca aunque finalmente no hubiera candidatura propia del colectivo, como sí ha ocurrido en otras provincias de la Comunidad.

El peso de los pequeños municipios en estas elecciones no alcanza evidentemente al voto urbano. El censo acumulado por los 203 municipios de la provincia considerados rurales, sin contar el área metropolitana de León, la capital y Ponferrada, suma 177.646 electores frente a los más de 200.000 urbanos y ha perdido desde los comicios autonómicos y locales de mayo de 2019 más de 4.700 votantes, 2,6 puntos en términos porcentuales que restan a las zonas rurales aún más poder de decisión en las urnas.

Por el mundo rural

Los partidos han hecho causa especial esta campaña para ganarse el voto de los pueblos

Sin embargo, los programas electorales de los principales partidos dejan un amplio espacio para recoger su abanico de promesas dirigida a la población rural. El PP habla de una fiscalidad favorable e innovación para el sector agroalimentario. omento de la banda ancha, la protección del medio natural y de los productos autóctonos, la educación rural y la lucha contra la despoblación, entre otras cuestiones.

afondo1

El PSOE dedica tres de sus cinco pilares básicos a la causa. «Políticas serias» para afrontar el reto demográfico, además de mejorar los servicios públicos —que deben llegar «en igualdad de condiciones a toda la población»— y proteger los servicios productivos.

Cs apuesta por una transición «verde y justa» y por la «igualdad real» para todos, también por la lucha contra la despoblación mientras que Podemos también apela a la igualdad, el mantenimiento de los servicios públicos y la creación de infraestructuras de calidad.

Vox también ha hecho de los pueblos una cuestión fundamental en su campaña. Habla de la defensa del mundo rural y del sector primario, servicios públicos e infraestructuras dignas y de repoblación.

Los leonesistas de UPL, por su parte, incide en la cobertura sanitaria, la escuela rural, un plan de carreteras, la fijación de población y la optimización de los recursos públicos.

afondo2

Los pueblos de la provincia han perdido más de 4.700 votantes desde las últimas...
Comentarios