jueves. 30.06.2022
                      Los agentes se llevan el cadáver del asesino, que se suicidó. JESUS MONROY
Los agentes se llevan el cadáver del asesino, que se suicidó. JESUS MONROY

El cuerpo sin vida de la mujer, de nombre Luisa María, fue hallado con heridas de arma blanca en el almacén del restaurante Epílogo, en Tomelloso (Ciudad Real), del que se encargaba la víctima. El presunto autor de este crimen es un hombre con quien había mantenido una relación sentimental. El asesino, de nombre Manuel y vecino de Daimiel (Ciudad Real), trabajaba en la fábrica de vinos Don Simón y ocasionalmente como camarero en el restaurante de Luisa María. Manuel apareció ahorcado en las inmediaciones del pantano de Peñarroya, a 20 kilómetros de Tomelloso. La relación entre ambos había acabado recientemente. La Guardia Civil confirmó que se trata de un nuevo caso de violencia de género. Según fuentes de la investigación, no constan denuncias previas de la mujer por malos tratos o violencia machista.

Los hechos ocurrieron en la tarde del domingo cuando este restaurante de alta cocina manchegase encontraba lleno de clientes por la celebración de varias comuniones y porque había lanzado una campaña de dos menús degustación con motivo de las vísperas del Día de Castilla-La Mancha que se celebra el 31 de mayo.

Hasta el establecimiento acudieron agentes de la Guardia Civil y de la Policía Local de Tomelloso, así como una UVI móvil que sólo pudo certificar el fallecimiento de la mujer. Los clientes tuvieron que ser desalojados durante más de una hora al patio del local.

La mujer asesinada deja dos hijos huérfanos, de 15 y 20 años, fruto de una relación anterior. El ayuntamiento decretó tres de luto oficial y convocó por la tarde un minuto de silencio. Con esta muerte ya son 18 las mujeres asesinadas en lo que va de año, cuatro en una semana y Luisa María sería la víctima 1.147 desde que se tienen registros, en 2003.

Asesinan a una mujer, la cuarta por violencia machista en una semana