domingo. 05.02.2023

Respecto a los «devaneos» del Rey, según señaló en una reciente entrevista Narcís Serra, Belloch ha apuntado que en el caso de Juan Carlos I, «no se podía diferenciar entre actividad pública y actividad privada» y ambas actividades «eran un riesgo para la

seguridad del Estado».

«La obligación del Gobierno era proteger a la institución. En ambos casos. Era una verdadera rifa (los planes para asesinar al Rey). Proteger la vida privada de un Rey es un acto institucionalmente lógico y necesario. Lo importante era que no mataran a Juan Carlos I», ha subrayado.

Asesinar al rey Juan Carlos