martes. 28.06.2022

La ministra de Derechos Sociales y Agenda 2023, Ione Belarra, ha propuesto al Gobierno reducir el precio del abono de transporte público a 10 euros, aumentar un 15% las pensiones no contributivas de forma inmediata y prohibir los cortes de suministros a las familias vulnerables. Según fuentes del Ministerio de Derechos Sociales, estas son las propuestas normativas que ha enviado este mismo lunes a los ministerios competentes y al de la Presidencia para que se incluyan dentro del Plan de Respuesta sobre el Impacto de la Guerra, que el Gobierno va a prorrogar.

Abono transporte

Además de las medidas que ya están en marcha, Belarra ha incluido estas tres propuestas adicionales para proteger a las familias ante la fuerte escalada de los precios y ha pedido que tanto la prórroga del Plan como las nuevas medidas se extiendan hasta final de año. En concreto, la también secretaria general de Podemos solicita que se reduzcan hasta los 10 euros todas las modalidades de abono de transporte público, tanto urbano como interurbano, y que se aumenten un 15% las pensiones no contributivas con carácter inmediato.

En cuanto a esta última, pretende que dicho incremento se incorpore de forma acumulada a la nómina del mes de julio de 2022, con el objetivo de que las pensiones más bajas puedan hacer frente al aumento de los precios.

Igualmente ha pedido que se apruebe de forma urgente una modificación del Bono Social con el objetivo de ampliar su extensión a dos millones de familias y que se agilice su acceso mediante la automatización de los trámites y el intercambio de información entre las administraciones. Junto a ello, exige que se prohíba el corte de suministro de energía eléctrica, gas natural y agua en la vivienda habitual de las familias vulnerables cuando el impago se deba a motivos ajenos a la voluntad de sus titulares, como la pobreza sobrevenida o el agravamiento de la situación social o económica.

Belarra remite las propuestas para bajar el transporte y subir pensiones