miércoles 19/1/22

Ocho personas de nacionalidad española y cuatro ciudadanos franceses han sido detenidos por la Policía en Málaga y Ceuta como presuntos integrantes de una banda que presuntamente secuestró y torturó a un hombre por una deuda de 1,5 millones de euros.

El secuestro se produjo el pasado 1 de junio cuando la víctima, residente en Marbella (Málaga), fue abordada mientras se disponía a subir a su coche en el núcleo de población de San Pedro Alcántara. Cinco encapuchados provistos de armas de fuego se lo llevaron por la fuerza y lo trasladaron a una casa de campo en una zona de difícil acceso.

La víctima fue sometida durante los cinco días que duró su cautiverio a golpes, privación total del sueño y generación de hipotermia mediante la colocación de bolsas de hielo por su cuerpo con un ventilador orientado hacia él, entre otras acciones.

La presión policial fue el detonante para que la organización criminal liberase al perjudicado pese a no haber recibido la cantidad supuestamente adeudada.

El motivo del secuestro era el robo de una gran cantidad de sustancia estupefaciente propiedad de un miembro de la trama. Tras la investigación, se determinó que el secuestro fue planificado y ejecutado por un grupo criminal asentado fundamentalmente en Málaga y Ceuta.

Dirigido por un empresario francés de origen magrebí, el entramado estaba dedicado al tráfico internacional de drogas y contaba entre sus filas con personas muy violentas, especializadas en la apertura de puertas de viviendas y vehículos, para lo que empleaban todo tipo de recursos tecnológicos como dispositivos de geolocalización, inhibidores de frecuencia, drones y cámaras espía, entre otros artilugios.

Cae una banda que torturó a un hombre por una deuda de 1,5 millones de euros