viernes. 07.10.2022

Minutos de tensión interna entre las paredes del PP

La decisión del presidente del PP y del secretario general ya está tomada, confirman a Diario de León fuentes de la dirección nacional | Sólo ultiman su salida política para anunciarlo | El primero en hacerlo ha sido Egea poco después de las seis de la tarde
undefined
Teodoro García Egea y Pablo Casado. FERNANDO ALVARADO

La decisión ya está tomada. Pablo Casado dejará su cargo como presidente del Partido Popular y Teodoro García Egea hará lo mismo al frente de la Secretaría General de la formación política, en plena tensión interna entre Génova y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, por el supuesto espionaje al entorno de la presidenta. La fragmentación interna crece por minutos y esta es la reacción a los mensajes de casi todos los presidentes del PP, que coinciden en que Casado debe irse y reclaman un congreso extraordinario, incluido el presidente de Murcia, hasta ahora fiel a Casado y Egea.

Sólo una salida política para ambos, con un congreso extraordinario pendiente, separa el anuncio de esta decisión ya adoptada, según confirmaron fuentes de la dirección nacional del partido a Diario de León. Y esto podría hacerse oficial hoy mismo, justo antes la reunión que Casado ha convocado en Génova a las ocho de la tarde, o incluso antes.

El primero en anunciar su caída ha sido Teodoro García Egea, hasta ahora secretario general del PP. Ha anunciado su cese en el cargo tras la tensión creada entre los barones del PP por la situación interna del partido tras el espionaje al entorno de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso y, el posterior cruce de acusaciones entre ambos.

Egea, según anunciaba este periódico a las tres de la tarde, ya tenía tomada su decisión, al igual que la tiene tomada su presidente, Pablo Casado. Ambos están buscando la mejor manera de salir de esta crisis, que mañana tiene un punto de inflexión en la reunión de la directiva nacional convocada por el todavía presidente nacional del PP, ya que son muchos, casi todos, los poderes que piden su cabeza tras el escándalo de los últimos días.

Casi todos los presidentes autonómicos y regionales del PP, entre los que se encuentra Alfonso Fernández Mañueco, coinciden en que Pablo Casado debe marcharse y se debe convocar cuanto antes ese congreso extraordinario para poder dar solución a esta profunda crisis interna que atraviesa el partido. Así se lo solicitarán en la mencionada reunión que se ha convocado mañana en Génova a las 20.00 horas, según han informado a Europa Press fuentes próximas a los 'barones' territoriales.

Los presidentes del PP están manteniendo en las últimas horas un cruce frenético de llamadas y mensajes para coordinarse ante ese encuentro presencial que ha convocado Casado este 23 de febrero en la sede nacional del partido.

La mayoría coincide en que el líder del PP debería dar este mismo martes un paso atrás y convocar un congreso extraordinario cuanto antes para que el partido pueda salir de este "atolladero" que lo "está desangrando día a día", han señalado las fuentes consultadas, que admiten que cada día cobra más fuerza la 'vía Feijóo' que auparía al presidente de la Xunta al frente del partido.

López Mirás se desmarca

Si hasta ahora el murciano López Miras había brindado su apoyo a Casado y a Teodoro García Egea, secretario general del PP, este martes el presidente murciano se ha desmarcado al exigir públicamente la convocatoria de un congreso extraordinario alegando que la situación es "insostenible". A su entender, se deben tomar decisiones "urgentes" y la situación ha cambiado "mucho y a peor" desde el pasado jueves.

En este momento, Pablo Casado solo contaría con el apoyo fiel de la presidenta del PP de Navarra, Ana Beltrán, quien a su vez forma parte del núcleo duro del líder 'popular' como responsable de Organización del partido.

Sin embargo, dentro del PP navarro también se cuestiona el liderazgo de Casado y se defiende un cónclave urgente. Así, el secretario general de la formación en la Comunidad Foral, José Suárez, y la concejala del PP en Pamplona, Carmen Alba, quien además fuera delegada del Gobierno en Navarra, han coincidido hoy en reclamar un congreso ante la crisis interna.

Cada vez más deserciones

En las últimas horas han crecido las deserciones dentro del Grupo Popular y dentro del propio comité de dirección de Pablo Casado. Así, han presentado su dimisión Belén Hoyo, presidenta del Comité Electoral Nacional, y Ana Vázquez, secretaria nacional de Emigración.

Paralelamente, numerosos diputados -como Jaime Olano, que está en el comité de dirección de Casado- han secundado un manifiesto en el que se pide la marcha de Casado y que una dirección provisional dirija el partido hasta el congreso.

Por ahora, el equipo más fiel de Casado resiste y está dispuesto a dar la batalla. Anoche, fuentes cercanas al líder 'popular' aseguraron a Europa Press que sigue contando con el apoyo de la mayoría de los presidentes provinciales.

Paralelamente, un grupo de dirigentes del Grupo Popular en el Congreso han suscrito un comunicado conjunto pidiendo la destitución inmediata del secretario general del PP, Teodoro García Egea, y la convocatoria de un congreso extraordinario par resolver la crisis interna.

Minutos de tensión interna entre las paredes del PP
Comentarios