domingo. 25.09.2022

El CIS alienta la participación de la izquierda con un sondeo que le da la victoria el 4-M

Caen las expectativas de voto de PP y PSOE a once días de las elecciones y Más Madrid, Podemos y Vox mejoran
Una asistente atusa el moño de Pablo Iglesias. JUANJO MARTÍN

Todo puede pasar en las elecciones del 4 de mayo en Madrid, según el CIS. Nadie discute que Isabel Díaz Ayuso las va a ganar, pero el bloque de la derecha y la izquierda están igualados en expectativas de voto con una ligera ventaja para PSOE, Más Madrid y Unidas Podemos a once días de que se abran las urnas.

El centro demoscópico oficial publicó ayer una encuesta ‘flash’ elaborada entre el lunes y martes pasados que otorga a la suma de PP y Vox entre 65 y 69 escaños, Ciudadanos no podría contribuir porque no entraría en la Asamblea al no alcanzar el mínimo del 5% de los votos. Las tres fuerzas de izquierda estarían entre 67 y 73. Con estas cifras, Ayuso solo podría continuar en el Gobierno de Madrid con la mejor de las horquillas. La mayoría absoluta de la Asamblea regional está en 69 diputados. Unos apuros que, en teoría, no pasarían los socialistas, Más Madrid y Podemos porque tendrían mayor margen con los 73 escaños del sondeo.

El escenario que dibuja el CIS es excepcional porque ningún estudio concede a la izquierda la posibilidad de gobernar. El PP se negó a valorar el sondeo, Vox lo menospreció y Ciudadanos tampoco le dio credibilidad. En la otra orilla la sensación era la opuesta y las tres formaciones coincidieron en que «hay partido».

La encuesta no recoge el impacto del debate mantenido este miércoles por los seis candidatos. Pero refleja que PP y PSOE retroceden respecto al barómetro del CIS realizado entre el 19 y 28 de marzo. Los populares pasan de 59 escaños a 54-56, los socialistas retroceden de los 38 a 34-36, Más Madrid mejora de los 20 a 22-24, lo mismo que Unidas Podemos, que crece de diez a 11-13, el mismo resultado que Vox, que en marzo tenía nueve.

Ciudadanos sigue sin atravesar el umbral del 5% de los votos, aunque mejora al subir del 4,4 al 4,6%. Si los naranjas son capaces de mantener esta evolución lograrían entrar en la Asamblea con seis o siete diputados y el tablero cambiaría por completo para satisfacción de Ayuso dado que Ciudadanos ha anunciado su respaldo a la presidenta. Pero si no lo logran puede repetirse la experiencia de 2015, cuando Izquierda Unida no alcanzó el mínimo y sus 132.000 votos, que hubieran dado la victoria a la izquierda, se fueron por el sumidero y facilitaron que gobernara la popular Cristina Cifuentes.

Pero no lo van a tener fácil los liberales porque las tripas del estudio reflejan que están atrapados en una tormenta perfecta. La fidelidad de su electorado es paupérrima, solo el 8% de los que escogieron el voto naranja hace dos años repetiría ahora, el 51% se iría con el PP.

El CIS alienta la participación de la izquierda con un sondeo que le da la victoria el 4-M
Comentarios