martes 25/1/22

El vicesecretario general de Ciudadanos y portavoz adjunto en el Congreso, Edmundo Bal, culpó al Gobierno de bloquear la renovación de los magistrados del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) y le invitó a reformar el sistema de elección de los vocales para culminar su renovación incluso antes de que acabe el año.

Bal dijo que el Gobierno está incurriendo en «negligencia» al no resolver este asunto y le ha propuesto asumir la proposición de ley que Ciudadanos planteó en el Congreso y que a su juicio es «la mejor» de las que están sobre la mesa.

«El Gobierno sigue enrocado en echarle la culpa a la oposición de no renovar los órganos constitucionales. Nosotros tenemos nuestra proposición de ley encima de la mesa y esta proposición se la regalo al PSOE. Que se pongan ellos las medallas, que la tramiten como proyecto de ley y en noviembre hacemos elecciones en la carrera judicial y tenemos un consejo renovado», explicó.

La proposición de ley que plantea Ciudadanos, y que fue votada en contra por el PSOE y UP en el Congreso, «permite que se presenten al CGPJ magistrados independientes de renombre con un buen currículum» y no siendo nombrados por su «ideología política», apostilló.

A su juicio, el Gobierno «no está muy por la labor» de esta renovación pese a que, junto con Polonia y Hungría, España es «el único gobierno que desobedece las recomendaciones del Tribunal de la Unión Europea y de todas las asociaciones de magistrados y jueces de este país». «Estos señores van conduciendo en sentido contrario por la autopista y se creen que los que van mal son los demás», criticó.

Por otro lado, Bal admitió que el proyecto del Ejecutivo «tiene mala pinta» y sospecha que «no serán buenos», dado los socios del Gobierno de coalición, y por ello «no descarta» que su partido presente una enmienda de totalidad.

En relación con la polémica del Tribunal de Cuentas por las fianzas reclamadas a ex altos cargos de la Generalitat de Cataluña, el vicesecretario de Cs avisó de que es una «irresponsabilidad descomunal» por parte del Gobierno cuestionar a la institución que preside María José De la Fuente.

«Estas críticas van encaminadas a socavar la reputación que tienen importantes instituciones del Estado con una finalidad puramente partidista que es contentar a los socios separatistas para mantenerse en el poder toda la legislatura. Es una irresponsabilidad descomunal por parte del Gobierno poner en tela de juicio el funcionamiento e independencia de instituciones tan importantes como el Tribunal de Cuentas», declaró Bal.

Ciudadanos acusa al Ejecutivo de bloquear el Consejo General del Poder Judicial
Comentarios