viernes 27/5/22

El primer gran juicio contra los «señores del narco» en el Estrecho de Gibraltar, el llamado ‘clan de los Castañas’, comenzó ayer en la Audiencia Provincial de Cádiz, sección de Algeciras. En el banquillo se sientan 17 acusados, entre ellos los hermanos Antonio y Francisco Tejón, cabecillas de esta presunta red de contrabando de droga a gran escala, quienes han llegado a controlar el 70% del tráfico del hachís desde Marruecos hasta España y Europa. Los acusados se enfrentan a penas de entre 11 y 20 años de cárcel para cada uno por la supuesta comisión de los delitos de tráfico de drogas, pertenencia a organización criminal, tenencia de armas y receptación.

La vista oral, que debía haberse iniciado a las 10.00 de la mañana, comenzó con retraso ante la ausencia de uno de los acusados, internado en un centro de Jaén por un problema psiquiátrico. Según el escrito de acusación, redactado por la fiscal jefe antidroga de Algeciras, Macarena Arroyo, el ‘clan de los Castañas’ ha sido durante años el principal grupo que manejaba el tráfico la droga del Campo de Gibraltar, asentado de forma especial en La Línea de la Concepción.

Desde allí sus miembros se habrían dedicado durante años, principalmente, al tráfico de hachís desde Marruecos, donde tenían contacto directo con las mafias locales. Según el escrito provisional de acusación de la Fiscalía, los dos hermanos Tejón, como dirigentes de la organización, supuestamente se encargaban de buscar los proveedores marroquíes, a los cuales les adquirían la sustancia estupefaciente, además de organizar la distribución y el almacenamiento de la droga. «Una vez que la droga toca tierra, usan para ello normalmente vehículos todoterreno, así como poseen los lugares para ocultar la sustancias en territorio español para su posterior distribución», sostiene la Fiscalía.

Comienza el juicio contra los ‘señores del narco’ en Algeciras