lunes 24/1/22
Uno de los tres varones detenidos por el asesinato del joven Samuel Luiz. CALABAR

Los adultos detenidos como presuntos responsables de la brutal paliza que terminó hace un mes con la vida del joven coruñés Samuel Luiz se enfrentarán en el juicio a las penas más altas que el Código Penal español permite para este tipo de crímenes, pues además de ser acusados de asesinato lo serán también de un delito de odio.

Así se lo comunicó a la juez el letrado de la Asociación por la Libertad Afectiva y Sexual (Alas A Coruña), que tratará de demostrar y convencer a los nueve miembros del jurado de que el linchamiento que sufrió este auxiliar de enfermería homosexual por una manada de energúmenos en la madrugada del 3 de julio en la zona de ocio nocturno coruñesa no es un simple crimen sino un asesinato homófobo.

Las acusaciones anticiparon la contundencia de las calificaciones penales que van a llevar al juicio durante la comparecencia en la que la titular del juzgado número 8 de A Coruña, la instructora del caso, comunicó en persona a los cuatro adultos arrestados por estos hechos que ha abierto contra ellos una causa del tribunal del jurado por los posibles delitos alternativos de homicidio u asesinato, una imputación que podría concretar más a la vista de cómo evolucione la investigación, según confirmaron fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Galicia.

La comparecencia, obligada por el artículo 25 de la ley del jurado, sirvió también para que todas las partes, acusaciones y defensas, hiciesen una primera valoración sobre los posibles delitos investigados y pidiesen nuevas diligencias de investigación complementarias a las que ya realiza con el auxilio de la Policía Nacional, los peritos judiciales y forenses.

De hecho, en unos días, la magistrada deberá dictar un auto en el que indique qué pruebas de las pedidas por las partes estima conveniente practicar.

Sea cual sea el delito por el que la instructora decida dictar el auto de apertura de juicio oral, la principal acusación contra los tres varones y la mujer mayores de edad detenidos será la de asesinato. Es la que plantearán al jurado tanto el fiscal, como las dos acusaciones particulares, las ejercidas por la familia de Samuel Luiz y por Ibrahima Diack, el senegalés que se jugó la vida para tratar de proteger de la paliza al joven de 24 años que acabó muerto, y por la acusación popular, ejercida por Alas A Coruña.

Los cuatro letrados coincidieron en que la brutal paliza, de seis minutos de duración, en la que al menos cinco jóvenes golpearon, patearon y aporrearon durante 150 metros a una víctima que ni siquiera intentó defenderse no es un simple homicidio sino un asesinato.

No entraron en demasiados detalles, pero ven la acción como una auténtica jauría humana, que además de asegurarse la posible alevosía (despojar a la víctima de toda capacidad de defensa) habría incurrido en un claro ensañamiento, dos factores que convierten cualquier homicidio en un asesinato que vulnera los derechos LGTBIQ+

El crimen del coruñés Samuel será juzgado como asesinato homófobo
Comentarios